Zürich West, direcciones en el distrito más alternativo de Suiza

Im Viadukt es el corazón del barrio más moderno de Zúrich. Foto Getty Images

Zürich West, direcciones en el distrito más alternativo de Suiza

El antiguo barrio industrial de la capital financiera de Suiza se ha transformado en el rincón más moderno del país

Sergio Cabrera

Madrid

24/11/2019 - 13:00h

Hasta hace poco más de una década, el distrito industrial de Zúrich acogía fábricas y talleres encargados de la reparación de motores y la fabricación de barcos, listos para navegar por los lagos de Suiza. Sin embargo, se ha transformado en un barrio alternativo en el que el ocio, la gastronomía y el diseño van de la mano. Rebautizado como Zürich West (Zúrich Oeste), es la joya hípster de Suiza.

No se puede ignorar el pasado industrial. Apenas un paseo desde el Distrito 1 de la ciudad nos lleva a Zúrich Oeste, delimitado por el río Limago, al norte, y una compleja red ferroviaria al sur.

De hecho, es precisamente una vía de ferrocarril la que le da una de las imágenes más características del barrio. La que se dirige hasta el barrio de Wipkingen desde la Estación Central atraviesa la antigua zona industrial a través de un viaducto en cuyos bajos se han establecido todo tipo de negocios.

Herencia de su pasado industrial, precisamente un viaducto del ferrocarril es el protagonista y corazón de Zürich West

Tiendas de diseño y restaurantes se aglutinan en torno al viaducto. Foto: Im Viadukt
Galerías, tiendas de diseño y moda y restaurantes se aglutinan en torno al viaducto. Foto: Im Viadukt.

[Para leer más: ¿Un tranvía para amantes del queso? Sí, existe y está en Zúrich]

Un barrio en torno a una vía

Conocido como Im Viadukt, a lo largo de 500 metros encontramos un bonito paseo en el que disfrutar de pequeñas compras y de deliciosos bocados.

Cabinet Store. Tienda de moda vintage en el Acueducto
Cabinet Store. Tienda de moda vintage en el viaducto.

En total son 36 arcos y la originalidad y colorido con el que se ha decorado cada uno de los negocios lo convierte en todo un referente de lo que nos espera en este nuevo distrito de diseño. De hecho, no son pocas las galerías de arte y pequeños estudios de diseño gráfico que se han establecido allí, así como tiendas de moda.

El rascacielos más alto de Suiza, de brillante color turquesa, es otro de los referentes de Zúrich West

Un rincón destaca en el viaducto: el Market Hall, o sala de mercado en el que una veintena de granjeros del cantón local ofrecen sus productos recién cosechados, ordeñados, recolectados... de la granja al cliente.

Viaducto. Foto: Im Viadukt.
Viaducto. Foto: Im Viadukt.

Pero es solo parte de una oferta que va mucho más allá de las horas de sol. Por la noche, los bares y pequeños clubes del viaducto concentran buena parte de la marcha local.

La Torre Prime

Otro de los lugares de referencia de la nueva Zúrich Oeste es la Torre Prime, el rascacielos más alto de Suiza, que se eleva 126 metros sobre el suelo.

Situado a un paso de la estación de Hardbrücke, este edificio de 36 plantas a los pies de la maraña de vías férreas destaca no solo por su altura, sino también por su color verde esmeralda, su forma compleja, llena de aristas y alejada del típico cubo, con entrantes, salientes y zonas en blanco. Todo un ejercicio de arquitectura y diseño.

Torre Prime sobre el distrito industrial. Foto: Prime Tower.
Torre Prime sobre el distrito industrial. Foto: Prime Tower.

Precisamente en el rascacielos podremos disfrutar de la cena o del almuerzo con vistas más impactante de la ciudad. Lo lograremos en el restaurante Clouds, a 120 metros de altura.

Con la cocina a la vista y un interiorismo que juega con la elegancia y la decoración contemporánea, el menú destaca por la presentación y sabor de sus platos, y suelen invitar a chef de renombre para que cocinen allí durante algunas jornadas. Además, cuenta con un reservado, The Privé, perfecto para eventos o cenas privadas.

Restaurante Clouds.
Restaurante Clouds, a 120 m de altura.

Arquitectura y gastronomía

No es el único restaurante de la torre, pues también tenemos el asiático Ly's, con cocina china, tailandesa y japonesa en el menú. La especialidad es el teppanyaki, que un maestro chef cocina delante del cliente, tanto de carne como de pescado, con verduras salteadas.

Además, se trata también de uno de los mejores restaurantes para disfrutar de okonomiyaki, la curiosa tortilla japonesa. Es casi obligatorio reservar si no queremos quedarnos sin plancha de teppanyaki.

El rascacielos no es el único edificio curioso del distrito. Uno de los que más llama la atención es el Toni Areal, que mantiene el estilo industrial, pero con líneas racionalistas.

Toni Areal. Foto: Betty Fleck | ZHdK.
Antiguo edificio industrial, Toni Areal es hoy un centro educativo y cultura. Foto: Betty Fleck | ZHdK.

Levantado en 2014 y diseñado por el estudio EM2N, es el antiguo edificio de la procesadora de leche Toni, que se ha reconvertido en centro educativo y cultural, así como de vivienda.

Acoge la Escuela Superior de Arte de la ciudad y su interior es uno de los espacios más imaginativos, con todo tipo de propuestas, también artísticas y culturales. De hecho, hay hasta una discoteca en su interior, aunque es su terraza (en verano) y sus patios interiores los que más vida concentran.

De picnic en su pulmón verde

Si el tiempo acompaña, podemos relajarnos en el parque de Josefwiese, que está frente al viaducto. Con pista para jugar a vóley-playa, una pradera en la que hacer picnic y caminos ajardinados, es el pulmón verde del distrito.

Frau Gerolds Garten 01
Ambiente en el hermoso jardín Frau Gerolds Garten: Foto FGG.

Nada como acercarse allí con algunos bocados comprados en los puestos cercanos y disfrutar de ellos relajadamente en el césped. Si nos animamos, podremos echar una partida de petanca en la zona habilitada para este juego que nunca pasa de moda entre los hípsters (curiosamente, el parque cuenta con su propio club de petanca).

Otro bonito rincón en el que perderse, esta vez lleno de flores, es el Jardín de la Señora Gerold (Frau Gerolds Garten).

Junto a la Torre Prime, abre los siete días de la semana y es famoso por su ambiente relajado y bonito, sus fogatas en verano y sus fondues en su restaurante, que en otoño son la mejor cena (está abierto hasta bien entrada la noche). Además, durante el día, en fines de semana, suele organizar mercadillos, venta de plantas y reúne a pequeños artesanos.

Fondue en Frau Gerolds Garten
Fondue en Frau Gerolds Garten.

No faltan buenos planes para, en una escapada a Zúrich, hacer hueco para este distrito lleno de vida y direcciones en las que disfrutar.