El Barça exprime el turismo con su torneo de verano

El Barça exprime el turismo con su torneo de verano

El club hace negocio con la entrada de los foráneos y esquiva la decadencia que afecta a torneos históricos del fútbol español

Víctor Malo / Gerard Mateo

Barcelona

07/08/2015 - 00:25h

Aficionados del FC Barcelona antes de un partido.

El Torneig Joan Gamper se ha convertido en un negocio para el FC Barcelona. La primera fiesta azulgrana de la temporada, famosa por ser el día en que se presentan a las nuevas estrellas, recaudó este miércoles la cifra récord de 3,2 millones de euros solamente por taquillaje. El duelo entre el Barça y la Roma (3-0) aglutinó a 94.422 espectadores, cifra que no se alcanzaba desde el Barça-Inter de 2007 (98.559 aficionados). La proliferación de turistas en Barcelona, en pleno agosto, fue una de las claves que explica el éxito del torneo veraniego.

Además de ingresar 3,2 millones de euros en ticketing, el club ha hecho su agosto con los turistas, que ven la posibilidad de asistir al Gamper como una ocasión prácticamente única de asistir al Camp Nou a un precio razonable. Los precios de las entradas, entre 29 y 240 euros, son sensiblemente inferiores a los que se ponen durante la temporada, cosa que ayuda a fomentar una asistencia masiva. El público venido de fuera fue el que más consumió, tanto en la tienda Nike como en los puestos de alimentación del club.

Como informa ampliamente Diario Gol, el Gamper ha llegado a su 50ª edición visto casi como un caso excepcional. El cambio de era en el fútbol y la acusada diferencia clasista entre clubes no sólo afecta a las grandes competiciones, sino también a la pretemporada, donde vende mucho más un torneo global entre los mejores conjuntos del mundo que la tradición de los encuentros veraniegos de cada comunidad.