El cargo de 16 euros de Lufthansa sobrevuela la junta de Amadeus

El cargo de 16 euros de Lufthansa sobrevuela la junta de Amadeus

El volantazo de la aerolínea germana de aumentar el tráfico de su canal directo de distribución de billetes a partir del 1 de septiembre genera incertidumbre en la plataforma tecnológica.

Juan Carlos Martínez

Madrid

25/06/2015 - 12:29h

Luis Maroto (izq), presidente y consejero delegado de Amadeus

Los responsables de Amadeus, la plataforma de servicios tecnológicos para el turismo, querían quitar hierro al anuncio de Lufthansa de imponer una sobretasa de 16 euros por cada reserva realizada a través de los sistemas globales de distribución (GDS) a partir del 1 de septiembre, pero los resultados fueron en vano. Pero, prácticamente no se hablaba de otra cosa en los minutos previos a la junta de accionistas celebrada en Madrid.

La preocupación es evidente, como lo demuestra el hecho de que Luis Maroto, el consejero delegado de Amadeus, ni siquiera esperó a que, en la rueda de prensa previa a la junta, los periodistas preguntaran sobre el asunto.

Decisión incorrecta

El propio Maroto abordó el tema para, tras mostrar el "respeto absoluto por la decisión de Lufthansa", señalar que "no lo ven como algo correcto porque al finalizar se penalizará a los viajeros, quienes disfrutarán de una menor transparencia a la hora de buscar vuelos", y pueden tener que acabar pagando más para afrontar el sobrecoste tecnológico que puede suponer esta decisión.

En ese sentido, el consejero de Amadeus apuntaba que, de implantarse la medida anunciada por la principal aerolínea germana, provocará que los pasajeros "lo tengan más difícil para comparar precios y, en última instancia, acabarán pagando más dinero por un servicio que, en esencia, no habrá cambiado".

Rentabilidad demostrada de los GDS

Para poner en evidencia el volantazo que trata de dar Lufthansa, Maroto advertía de que los sistemas de distribución globales (GDS) "han demostrado durante muchos años que somos el canal de venta más rentable para las aerolíneas", ya que sus comisiones suponen cerca del 2% del importe de un billete, y proporcionan a la aerolínea una rentabilidad un 40% superior a la de cualquier otro canal de venta.

En esto influye, según explicó, el hecho de que los viajeros que más rentabilidad proporcionan, los de negocios, utilizan de forma masiva los sistemas globales de distribución a través de las agencias de viaje corporativas.

Argumentos de Lufthansa en entredicho

Por lo que a la supuesta diferencia entre los costes de la distribución directa, sus propias páginas web o sus oficinas de venta –las justificaciones de Lufthansa para explicar esta medida – el responsable de Amadeus puntualizaba que la inversión publicitaria necesaria para atraer tráfico a las páginas web de las aerolíneas es cercana a los 15 euros por reserva, uno menos que los que supondrá el recargo. De hecho, destacaba Maroto, "incluso las aerolíneas de bajo coste han reconocido esto y, en los últimos años, han vuelto al sistema para así incrementar sus ventas a los que viajan por trabajo".

Perspectivas

Sobre lo que al final pueda pasar sobre esta polémica, Maroto no quiso adelantar nada tras  comentar que, como con el resto de las cientos de aerolíneas con las que trabaja, también con Lufthansa existe un contrato de distribución sobre el que, como en todos los casos, "hay negociaciones continuas sobre los márgenes".

En relación a las cuentas de Amadeus, cuando está a punto de cerrarse el primer semestre de 2015, Maroto quiso comentar que "las cosas van bien. El tráfico aéreo sigue evolucionando positivamente y seguimos firmando contratos sobre los nuevos productos que estamos implementando".