El Festival Internacional de Benicàssim dejará 21 millones en la ciudad

El Festival Internacional de Benicàssim dejará 21 millones en la ciudad

La ciudad castellonense recibirá de las administraciones valencianas 900.000 euros. El evento musical creará 3.000 puestos de trabajo

Estefania Oliver

24/04/2012 - 08:39h

El recinto FIB Club del festival de música de Benicàssim (Foto: Maraworld Benicassim Festival)
Los festivales de música cuentan con millares de fieles seguidores que difícilmente dejan de acudir a las principales citas arrastrados por los cantantes que engalanan los carteles. El 12 de julio da el pistoletazo de salida el Festival Internacional de Benicàssim (FIB) que prevé unos ingresos de 21 millones de euros con un gasto por parte de los asistentes de 18 millones, siempre que se cumplan con las expectativas de asistencia marcadas por los 200.000 visitantes del año pasado.

Además, los organizadores del FIB esperan que se creen cerca de 3.000 puestos de trabajo, lo que aliviará a los vecinos de la zona. El coste para convertir Benicàssim en un escenario de luces y sonido será, según la empresa organizadora, de tres millones de euros en proveedores, el 35% del presupuesto.

Ayuda pública

Para impulsar encuentros musicales de gran aceptación entre el público de todo el mundo como ocurre con el FIB --que tiene un impacto no sólo económico, sino también a nivel mediático-- la Generalitat, la Diputación de Castellón y el ayuntamiento han arrimado el hombro.

En concreto, el Consell ha avanzado que esta edición del festival obtendrá una ayuda de 220.000 euros de las arcas autonómicas. Importe al que también se suman otras dos partidas, la de la diputación que preside Javier Moliner (sucesor del actual presidente valenciano Alberto Fabra) próxima a los 400.000 euros y 294.000 euros del consistorio de Benicàssim.

'Pinchazo' en 2010


La única espina para el FIB de Benicàssim fue la decimosexta edición. Desde que nació el festival, en 1995, el volumen de asistentes ha ido al alza siendo más de la mitad de los espectadores extranjeros, hasta el año pasado.

Con un nuevo récord en 2009, por encima de los 200.000 seguidores, en 2010 esta cifra cayó hasta las 132.000 visitas. Un descenso que volvió a su senda positiva la última edición cuando se alcanzó la cima de los dos años anteriores. Un objetivo que se espera cumplir este verano a pesar del agitado momento económico en el que está asumido el país.