El fiscal califica el accidente del vuelo 9525 de "homicidio involuntario"

El fiscal califica el accidente del vuelo 9525 de "homicidio involuntario"

El funcionario público Brice Robin, al mando de la investigación, descarta que el copiloto tuviera intención de asesinar

Redacción

Barcelona

28/03/2015 - 13:12h

Brice Robin, fiscal encargado de la investigación del accidente

El fiscal encargado de investigar el accidente del vuelo 9525 de Germanwings, que el copiloto presuntamente estrelló en los Alpes franceses con 150 personas a bordo el martes, ha rebajado la calificación del delito a "homicidio involuntario". El funcionario público Brice Robin señala en una entrevista a La Provence que el profesional "tenía voluntad de estrellar la aeronave" aunque no "asesinar".

Este segundo supuesto, añade Robin, descarta la calificación fiscal de "homicidio voluntario". Según el letrado, para que el copiloto Andreas Lubitz --que se encerró solo en la cabina del avión antes de que la aeronave perdiera altura-- incurriera en el segundo delito, "debería haber tenido la conciencia clara de matar".

Copiloto

Cabe recordar que Brice Robin ya avanzó el jueves que las pesquisas para esclarecer el accidente, en el murieron todos los ocupantes del aparato, incluyendo 50 personas de nacionalidad española, se centraban en el copiloto.

La tesis de que Andreas Lubitz se encerró en la cabina del A320, dejando al comandante fuera de la misma, cobró forma dos días después del accidente. Lubitz, que sufría una "crisis vital" en el momento del siniestro, y que escondió su baja médica a Germanwings, se encerró en la cabina del aparato, según las grabaciones de la primera caja negra del aparato.

El dispositivo revela que el comandante de la nave quedó fuera de la sala de mando y aporreó la puerta intentando acceder a la misma. Algunos medios han informado que incluso intentó derribar la puerta con la ayuda de una hacha.

Problemas psicológicos

Mientras, el Fiscal de Düsseldorf, localidad en la que residía el copiloto, confirmó el viernes que Lubitz tenía un parte de baja médica que cubría varios días, incluyendo el del vuelo. El profesional habría sufrido al menos un capítulo de depresión grave en 2009 y había comunicado a su ex pareja que tenía intención de "hacer algo que cambiara el sistema", ha revelado el diario alemán Bild.