Enrique Tomás sube la apuesta con un museo del jamón en pleno corazón de Barcelona

Enrique Tomás sube la apuesta con un museo del jamón en pleno corazón de Barcelona

El "Jamón Experience" de las Ramblas espera atraer 150.000 visitantes sólo este año

Ignasi Jorro

Barcelona

29/04/2014 - 23:35h

Entrada del "Jamón Experience" en Las Ramblas de Barcelona.
"No será guirilandia". Con estas palabras presentaba ayer Enrique Tomás un centro de interpretación del jamón en el corazón de Barcelona. El que se presenta como "primer espacio del mundo dedicado al jamón" ofrece visitas guiadas, catas y acceso a una de las tiendas del distribuidor catalán. Todo ello en un local de 2.000 metros cuadrados en las céntricas Ramblas.

El "Jamón Experience" prevé atraer 150.000 visitantes al año, y unos 200.000 en 2015. Por un precio más que razonable de 19 euros, el espacio invita a una visita audioguiada de 25 minutos y una cata de curados después. Por supuesto, el periplo gastronómico termina con una parada en una macro-tienda Enrique Tomás situada en la planta noble.
 
 
Las visitas duran 25 minutos más cata y cuestan 19 euros
 
"No es todo localización. Es hacer sentir al cliente especial", indicaba ayer el empresario de Badalona (Barcelona). Lo cierto es que buena parte del local es su situación. Vistas inigualables sobre el bullicioso paseo serán un marco difícil de superar para degustar hasta seis tipos de ibérico.

Por lo demás, el Jamón Experience es divulgación con cierto aire kitsch. No en vano, un ibérico de cuatro metros de altura da la bienvenida a los visitantes en la entrada por Amadeu Bagués. Ya en el sótano, una voz en off conduce a grupos de 18 personas por un laberinto de salas retroiluminadas. El conjunto de audiovisuales dura 25 minutos y está disponible en catalán, castellano, inglés, francés, alemán, italiano, chino mandarín y ruso.
 
 
Descrito como el primer centro de interpretación del jamón, el espacio hace guiños al público chino y ruso
 
Los guiños a estos dos últimos mercados son constantes, con cartelería en ambos idiomas además en las lenguas latinas tradicionales. Con todo, el proyecto espera atraer tanto al público nacional como a los cien millones de transeúntes que cada año bajan por la céntrica arteria barcelonesa.

"Yo no sabía diferenciar un bellota de un ibérico. Este centro está orientado a gente así. Es una historia que entenderán un chaval de diez años y un adulto", describe a su vez Daniel Freixas, arquitecto. El Premio Nacional de Diseño en 2001 ha dirigido el proyecto para adecuar el edificio, que antes albergó un salón de juegos, la Casa del Libro y un locutorio.

En total, la intervención costará cuatro millones de euros. Según sus creadores, contribuirá a "dignificar" la calle más conocida de Barcelona. Por si acaso, el Jamón Experience ha buscado el plácet de la Asociación Amigos de la Rambla, comerciantes y autoridades. No así el de los productores de jamón que, pese a todo, "están invitados a apoyar el proyecto".