Cinco parajes naturales desconocidos en Sudamérica

Caño Cristales, en Colombia, una de las maravillas naturales menos conocidas de Sudamérica.

Cinco parajes naturales desconocidos en Sudamérica

Sitios sacados de la fantasía, de naturaleza prístina, casi desconocidos pero que tienen un encanto único digno de admirar y visitar

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

04/09/2017 - 06:00h

Sudamérica es un rincón único en el planeta tierra. Hogar de la mayor cantidad de fauna y flora del mundo. Maravillas naturales como las Cataratas de Iguazú, el imponente Río Amazonas, el Escudo Guyanés con sus enormes caídas de agua y los majestuosos glaciares de la Patagonia tienen lugar en esta parte de América. Los mismos Andes en sí, poseen una riqueza natural y cultural grandísima. Pero este subcontinente ofrece varios lugares sorprendentes por sus formas y colores, productos del azar con que la madre naturaleza la premió y que en la actualidad son poco conocidos por muchos turistas.  

Estos son cinco lugares naturales, de belleza única, enclavados en Sudamérica y que vale la pena visitar al menos una vez.

Valle de la Luna, Bolivia

A solo diez kilómetros de la Paz, capital de Bolivia, se encuentra el Valle de la Luna. Llamado así por el mismo Neil Armstrong, quien en 1969 tras una visita a la sede de gobierno boliviana, visitó el lugar recordándole su recién y exitoso viaje a la luna. Este erosionado valle, formado geológicamente por piedras arcillosas y dotadas de un gran contenido de minerales, tiene unos colores y unas formas particulares, como si se tratase de estalagmitas pegadas una detrás de la otra. Vegetación xerofítica y fauna silvestre engalanan y dan vida a este mágico lugar.

valle de la luna Bolivia
El Valle de la Luna es producto de la erosón y de la sequedad del lugar.  

Caño cristales, Colombia

Considerado por varios visitantes como el “río más bello del mundo”. Ubicado en la Sierra de la Macarena, en el departamento del Meta en Colombia. Denominado por las culturas nativas de la región como el “Río de los Dioses” o el “Arcoíris derretido”, este río posee plantas y algas acuáticas endogámicas, únicas en el mundo que tiñen el agua de diferentes colores, principalmente rojo, amarillo, rosado, verde y negro. El río es una maravilla visual ubicada en una de las regiones naturales y rupestres más ricas del país. Además de sus variados colores su caudal tiene una mezcla de rápidos, cascadas y pocetas (o jacuzzis naturales de colores), que lo hacen aún más atractivo.

CAÑO CRISTALES
Diferentes algas dan colores únicos a este, el considerado "río más bello del mundo". 

La Gruta del Lago Azul, Brasil

El Parque Estatal Gruta del lago Azul, ubicado en el municipio de Nobres, estado de Mato Grosso del Sur en Brasil, es una de las cavernas más bellas del mundo para expertos y amantes de la espeleología. Las diferentes tonalidades azules junto a las estalactitas y estalagmitas color madre perla que adornan el techo de la cueva, ofrecen un paisaje único y mágico para sus visitantes. La gruta fue descubierta en el año de 1924. Científicos estudian su origen que es aún desconocido. Se calcula que la profundidad de la gruta puede alcanzar unos 90 metros.

Gruta da Lagoa Azul
Las aguas de este lago kárstico en el Brasil van desde las tonalidades zafiro a turquesa.  

Montaña de los siete colores, Perú

A 5.200 metros sobre el nivel del mar, en los Andes peruanos se encuentra Vinicunca o Winicunca, conocida al igual como la Montaña de Siete Colores. Situada en el camino que conduce al Nevado Ausangate en la región de Cusco, esta “montaña arcoíris” -como también es llamada- tiene una coloración única, producto de la riqueza mineral que posee el subsuelo. Quebradas de aguas heladas, además de aves y animales nativos de la región, acompañan el  viaje por este tapete natural, de colores vivos y bien definidos en diferentes estratos.

montaña de los siete colores
Un tapete multicolor, la Montaña de los Siete Colores es una maravilla natural unica en el mundo.  

Quebrada de las Conchas, Argentina

La Reserva Natural Quebrada de las Conchas, también conocida como la Quebrada Cafayate, es un área de gran belleza paisajística ubicada en la provincia de Salta, en Argentina. Posee unas formaciones geológicas de un color rojizo muy llamativo, rocas sedimentarias que se han ido moldeando, producto de la erosión y la tectónica del lugar. Dentro de las geoformas que más destacan en esta reserva se encuentran: la Garganta del diablo y el Anfiteatro, que recuerda a muchos visitantes los paisajes del Gran Cañón del Colorado

anfiteatro en la quebrada de la concha
Los paisajes de esta zona de Argentina recuerdan a los del Gran Cañón.