El AVE se lleva por delante los números rojos de Renfe

El AVE, la gallina de los huevos de oro de Renfe

El AVE se lleva por delante los números rojos de Renfe

La empresa pública reduce un 96% sus pérdidas en el primer semestre, hasta los 2,2 millones

Equipo Cerodosbé

Barcelona

29/08/2016 - 18:07h

Notable reducción de los números rojos de Renfe. La empresa pública ha dado un impulso a su rentabilidad y ha fulminado el 96,4% de sus pérdidas en el primer semestre. La principal causa de esta mejora ha sido el AVE.

Renfe perdió entre enero y junio 2,19 millones de euros, un 96% menos que en el mismo periodo del año pasado gracias a la contención de gastos y a los beneficios que generó el negocio de tráfico de viajeros por el impulso del AVE.

La filial Renfe Viajeros ganó 15,1 millones de euros en la primera mitad del año, frente a la pérdida de 29,3 millones del ejercicio anterior, con lo que logra afianzar los beneficios en los que entró en el primer trimestre.

Los resultados de la primera mitad del año apuntan así a que el grupo Renfe podría cerrar de nuevo el ejercicio 2016 en beneficios y encadenar de esta forma el segundo año consecutivo en 'números negros' de su historia.

La compañía ferroviaria pública incrementó un 5,4% sus ingresos en los seis primeros meses del año, que sumaron 1.574 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se disparó un 67%, hasta los 210,54 millones de euros, según datos oficiales de la compañía que recoge Europa Press.

Renfe logró casi la mitad (el 42%) del total de sus ingresos del negocio de transporte de viajeros en trenes AVE y Larga Distancia, para el que no recibe subvención pública.

En concreto, este servicio generó 664,4 millones de euros en la primera mitad del año, un 4,3% más, gracias al continuo incremento en el número de pasajeros transportados, fundamentalmente en trenes AVE.

De su lado, el transporte en trenes de Cercanías y Media Distancia, considerado como servicio público y que, por tanto, recibe compensaciones públicas, facturó 355,2 millones, el mismo importe que un año antes.

Los resultados del área de viajeros compensaron parcialmente los de Renfe Mercancías, que redujo un 11,6% sus ingresos, hasta los 111,33 millones de euros, y generó una pérdida de 20,9 millones de euros, si bien es un 1,7% inferior a la de un año antes.

La división de talleres, por su parte, facturó 345,5 millones de euros, un 4,1% más, y logró saldar la primera mitad del año en break even.