Prestige, la experiencia de recorrer Extremadura en un tren de lujo

El Prestige mantiene la elegancia de los años de oro. / Foto: Asociación Extremeña de Amigos del Ferrocarril

Prestige, la experiencia de recorrer Extremadura en un tren de lujo

Un tren histórico de 1920 realiza diversos recorridos por esta comunidad autónoma, en un viaje acompañado por degustaciones de platos típicos

J.P.Ch.M.

Barcelona

03/12/2016 - 13:37h

Es como un viaje en el tiempo, la combinación del antiguo lujo de los trenes con las vistas de los paisajes extremeños. Esa es la idea de la Asociación Extremeña de Amigos del Ferrocarril, que ha organizado una serie de viajes por ciudades y pueblos de esta comunidad autónoma en los lujosos vagones del Prestige, un convoy que mantiene el elegante y decadente estilo de la década del ’20.

Los viajes forman parte de los festejos por el 150 aniversario del ferrocarril Ciudad Real-Badajoz, y los siete recorridos del Prestige pasarán por las capitales Cáceres y Mérida, y las ciudades de Plasencia, Badajoz, Almorchón, Arroyo, Monfragüe y Puertollano. Además de descubrir el valioso pasado histórico de las dos urbes más importantes de Extremadura (como el conjunto medieval de Cáceres y los restos romanos de Mérida), el tren recorre las llanuras onduladas de las estepas con su abundancia de hierbas y plantas aromáticas, y el paisaje de dehesas con la elegante presencia de las encinas y los alcornoques donde, si hay suerte, se puede avistar algún buitre negro o el águila imperial.

El Prestige está formado por cuatro coches restaurante de la antigua Compagnie Internationale des Wagons-Lits, fabricados entre 1924 y 1929. Su interior conserva la marquetería de maderas nobles y mantiene ese aire encantador que recuerdan a los años de oro del Expreso de Oriente o del Transiberiano. De hecho, estos vagones formaban parte del convoy Flecha de Oro, un lujoso tren que recorría París-Calais y luego seguía viaje a Londres. Años después que fueron retirados de circulación, Renfe los compró y restauró en sus talleres de Irún, para luego ser cedidos a la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.

Los recorridos del Prestige pasan por pueblos y ciudades de Extremadura

El convoy se compone de cuatro vagones restaurante y un vagón salón, con una capacidad total para 184 pasajeros. Además de viajar, se trata de tener una experiencia gastronómica diferente, ya que en los trayectos se servirá el menú "Aromas Extremeños" elaborado por el chef Gonzalo Valverde, consistente en un carpaccio de gamba roja con frutos rojos; que luego prosigue con una flor de calabaza rellena de camarones, requesón y avellanas. El elegante menú cambia al morrillo de atún rojo con tomate concassé; y concluye con impactante rabo de retinto deshuesado con estofado. No en vano, su restaurante de Mérida fue distinguido por la guía Michelin como uno de los ‘restaurantes con encanto’ en 2014. Además, en el viaje se realizarán degustaciones de productos regionales, como los quesos de cabra, de oveja o de mezclas de ambas denominaciones; o los ibéricos de esta comunidad autónoma, donde brillan los jamones ibéricos de bellota que proceden de Montánchez, Olivenza o la comarca de la Serena; acompañado por vinos de DO Extremadura.

Algunos de los trayectos que se pueden realizar es el trayecto Puertollano-Almorchón-Mérida (3 de diciembre), Mérida-Badajoz (4 de diciembre, con degustaciones de cavas, ibéricos y quesos), Cáceres-Arroyo-Plasencia (7 de diciembre, con platos típicos extremeños) y Plascencia-Monfragüe-Madrid (8 de diciembre, con plabos presentados por Valverde). 

Los viajes incluyen el regreso hasta la estación de origen o la aproximación a la estación de salida.