Talgo irrumpe en la batalla del metro y las cercanías

Varias personas miran el interior de un tren Talgo en Bombay (India). EFE/Divyakant Solanki

Talgo irrumpe en la batalla del metro y las cercanías

El fabricante español tiene listo el Talgo EMU, su primer tren para distancias cortas. En juego, contratos por valor de 12.000 millones

Un nuevo competidor para los millonarios contratos de metro, tranvía y cercanías en todo el mundo. Talgo ya tiene listo su primer tren para distancias cortas, el debut de la compañía española en este segmento del mercado –hasta ahora, su actividad abarcaba al AVE y la larga distancia.

Se trata del Talgo EMU, un vehículo de piso bajo que facilita su accesibilidad y ahorra tiempos en las paradas, facilitando la bajada y subida de pasajeros, según ha explicado la compañía a la revista especializada Vía Libre. El tren cuenta con un diseño modular y flexible para adaptarse a las necesidades de los operadores.

Según la compañía las características de este nuevo modelo permiten “maximizar la capacidad de transporte en líneas saturadas sin necesidad de realizar inversiones para ampliar las infraestructuras ferroviarias”, apuntan desde la empresa.

El Talgo EMU tendrá versiones adaptadas a tres tipos distintos de anchos de vía. Y contará con una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.

Según los datos recogidos por Europa Press, este segmento del mercado tendrá pedidos por un valor total de hasta 12.000 millones euros en todo el mundo durante los próximos tres años. Talgo valora el “amplio abanico de mercados objetivo” que incluye el negocio de los trenes de corta distancia. Entre ellos figura EEUU, un país donde ya está presenta la firma española.