El nuevo cava que homenajea a la saga de los Torelló

El cava de la bodega Torelló se elabora con variedades chardonnay, xarel.lo, macabeo y parellada . / Ilustraciones: Jordi Català

El nuevo cava que homenajea a la saga de los Torelló

El nuevo Brut Gran Reserva de Torelló se produce en una antigua finca, cuyos familia propietaria trabaja en los viñedos del Penedès desde la Edad Media

Jordi Català

Ver Instagram

BARCELONA

14/05/2017 - 06:00h

De las viñas de la bodega Torelló en Can Martí (Gelida, Alt Penedès) proviene el Cava Torelló Finca Can Martí Brut Gran Reserva 2011, un producto originario de unas 135 hectáreas plantadas con 11 variedades diferentes de uva y varios centenares de olivos centenarios. Allí, unos pequeños monolitos señalan sus nombres, variedades y número de cepas.

Esta bodega, que sólo elabora vinos espumosos de los tipos Reserva y Gran Reserva, sigue la tendencia de crear grandes cavas envejecidos -en este caso más de 60 meses-, elaborado a partir de cepas propias de la finca de Can Martí, a quien rinde homenaje el nombre de su etiqueta.

Las variedades chardonnay, xarel.lo, macabeo y parellada son vendimiadas a mano para producir un Brut Gran Reserva con más de cinco años de crianza en botella y un nuevo ensamblaje donde la uva chardonnay adquiere un protagonismo hasta ahora no habitual en los cavas de Torelló. Es un cava rico en matices, fresco y a la vez sereno y a la vez versátil para poderse maridar con todo tipo de gastronomía.

Una saga familiar que se remonta a la Edad Media

Torelló es una bodega familiar situada en el Alt Penedès, y cuyas actividades agrarias relacionadas con el mundo del vino se remontan a la baja Edad Media. El documento más antiguo de la familia está fechado el 17 de junio de 1395 y refiere el establecimiento enfiteutico (censo feudal) por parte del señor de Gelida sobre el Mas de la Torrevella, en la actual ubicación de la finca de Torelló, Can Martí y de sus masías Can Martí de Baix y Can Martí de Dalt, dos masías medievales, sede de las bodegas y donde se ubican las instalaciones.

El apellido fue cambiando con el tiempo a causa de los enlaces familiares hasta la actual 22ª generación. Un miembro de la familia, Marc Mir, alcalde de Sant Sadurní d’Anoia y uno de los personajes que más hizo por el regreso de las viñas a El Penedès, enfrentó la catástrofe de la filoxera, que había arruinado la región, con una gran campaña cívica y replantando viñedos.

Fue a partir de 1951, cuando Francisco Torelló, reorientó la actividad agraria de la familia hacia la industrialización vitivinícola e inició la elaboración de cava y vino embotellado, con las uvas de las viñas de la finca Can Martí.

Foto interior

Los Torelló tienen un respetuoso cuidado por la ecología

De las bodegas Torelló hay que mencionar también el esfuerzo de conversión de las viñas y olivos de la finca Can Martí a la viticultura ecológica, desde el 2013, aunque hace más de 20 años que están trabajando con medidas de respeto hacia el medio ambiente.

La vendimia 2016 es la primera 100% certificada ecológica por el CCPAE (Consell Català de la Producció Agrària Ecològica) de manera que los vinos blancos Blanc Tranquille y Malvarel·lo, los rosados Petjades y Rosa d´Abril y el aceite de oliva extra virgen son 100% ecológicos. Estos productos han sido obtenidos sin el uso de fertilizantes de origen químico de síntesis que han sido sustituidos por otras de origen natural.

En este sentido en la finca Can Martí se utiliza cocer, azufre, técnicas de confusión sexual y adobos procedentes de la ganadería ecológica. Además la viticultura ecológica busca el incremento de la biodiversidad dentro de la viña mediante la técnica de cubiertas vegetales entre las filas de cepos que mejora el suelo, aporta nutrientes y aumenta la presencia de los enemigos naturales de las plagas, como insectos, arácnidos, aves y reptiles.

TORELLO FITXA