457: ¿Quién dijo que las bodegas grandes no hacían buen cava?

La presidenta, Mar Raventós, y el consejero delegado, Javier Pagés, de Codorníu.

457: ¿Quién dijo que las bodegas grandes no hacían buen cava?

Codorníu lanza el Gran Reserva vendimiado en 2008 para conquistar a los paladares más exigentes

Cerodosbé .

BARCELONA

29/10/2017 - 04:55h

Codorníu tiene una obsesión: demostrar que ser una bodega grande no es incompatible con hacer un cava excelente. La compañía de la familia Raventós presentó esta semana el espumoso 457, la “obra magna” de la colección Ars Collecta: un cava que homenajea a las 457 vendimias que ha realizado la firma en su historia.

El producto se produce con las uvas Xarel·lo (10%), Pinot Noir (45%) y Chardonay (45%) de las fincas de La Fideuera, El Tros Nou y La Pleta. Vendimiado en agosto de 2008, la fecha de tiraje este Gran Reserva es mayo de 2009.

Los enólogos recomiendan consumirlo entre 8 y 11 grados. De ser necesario, puede enfriarse durante dos horas en una cubitera con agua, sal y hielo. Sólo así podrá disfrutarse al máximo de este cava de burbuja persistente y que a la vista sorprende por su palidez.

“En nariz aparecen notas propias del envejecimiento, como brioche, masa de pan y levaduras, pero sin olvidar flores blancas, almendro y saúco, frutas maduras y frescas”, describen. En boca, “el tacto es cremoso por las burbujas finas, alta densidad, buena definición, equilibrio y elegante complejidad”, añaden.

Para maridar con...

De este modo, los expertos recomiendan acompañarlo con platos suaves y basados en pescados o carnes. “Marida con barbacoas y ahumados suaves y pastas saladas”, añaden. Y rematan: “también es una apuesta segura acompañado de cocina internacional como la japonesa, china o peruana”.