El delicado arte de los whiskies japoneses

Cuatro exclusivos whiskies japoneses que maridan de maravillas con un Partagás. / Ilustraciones: Jordi Català.

El delicado arte de los whiskies japoneses

Los whiskies de la marca Nikka presentan sabores elegantes y con carácter, y combinan de maravillas con un habano Partagás

Cuando se piensa en whiskies se suele pensar en las Highlands escocesas y en climas atlánticos. Pues algunos de los mejores productos no vienen de Escocia o Irlanda, sino de Japón. Y lo hemos podido comprobar en la cata organizada por Club Pasión Habanos y Bodegas Torres en el Cigar Club El Indiano.

De la mano de Javier Reynosobrand ambassador de Torres y responsable de la promoción del whisky Nikka, y de José Andrés Colmenabrand ambassador de Habanos, hemos podido conocer cuatro whiskies japoneses de gran riqueza, fuerza y complejidad, muy diferentes entre sí: Miyagikyo, Yoichi, Taketsuru y From the Barrel.

Para maridarlos, se ha elegido un habano extraordinario con formato de Pirámide: el Partagás Serie P No. 2. Esta cata excepcional tendrá réplica en Madrid  los días 15 y 21 de febrero en 'La casa de América'. 

A pesar de pertenecer a una saga de productores de sake, a Masataka Taketsuru, el fundador de Nikka, se lo considera como el padre del whisky japonés. El hombre tiene una historia fascinante: tras la Primera Guerra Mundial, en 1918 fue enviado a Escocia por su empresa para aprender el arte de la destilación. Allí no solo quedó cautivado por la bebida celta sino también por Rita, una mujer de Glasgow con quien se casó al cabo de un año.

Rita y Escocia se convirtieron en fuente de inspiración de Masataka, que decidiría experimentar el proceso de destilado escocés en su país natal, recreando las condiciones climáticas y ambientales del Highland a partir de materias primas originales importadas del país británico.

Al regresar a Japón construyó una primera destilería, y diez años más tarde decidió elaborar su propio whisky, en plantas montadas en sitios que reprodujeran las condiciones hídricas y del aire similares a las de Escocia.

Cata whisky

Nikka Whisky es hoy una de las destilerías japonesas premium de mayor prestigio a nivel mundial, que ha contribuido al desarrollo de los whiskies japoneses en Europa y a que sean cada vez más apreciados por los consumidores, en una mezcla de modernidad y tradición, sencillez y sofisticación pero con una calidad de la que dan fe los premios internacionales conseguidos durante los últimos años.

Como muestra, Nikka fue elegida la mejor destilería del año en el prestigioso certamen International Spirits Challenge 2015, además de obteer los premios de mejor whisky mezclado japonés en los World Whiskies Awards 2009 y Mejor mezcla japonesa NA, en 2010, 2011, 2012 y 2014.

Las catas de los whiskies japoneses, uno por uno

Los siguientes cuatro whiskies se confrontaron con unas características homogéneas y uniformes como las de este importante Partagás. Cada destilado se midió con unos niveles de fortaleza cambiantes en cada uno de los tres tercios del puro, y los resultados fueron muy interesantes en cada caso (ver las catas visuales). Ninguno de ellos resultó antagónico, pero cada bebida consiguió resultados muy diversos del maridaje con un mismo cigarro. 

El Miyagikyo Honsu Single Malt se produce en la destilería más joven del grupo Nikka, construida a los pies de las montañas Miyagi, en el corazón de una región famosa por su aire puro, sus cascadas y aguas termales. Este lugar se eligió después de más de tres años de investigación por la pureza del aire y su elevada higrometría, condiciones ideales para el envejecimiento en barricas de roble. 

Miyagikyo elabora un delicado whisky de malta con un frescor afrutado y floral instantáneamente reconocible. Poniendo el énfasis en las barricas de jerez, el proceso de envejecimiento aporta una exquisita intensidad al encanto natural de este whisky puro de malta. 

Nika single malt

El Nikka Yoichi Single Malt es un whisky puro de malta. Se elabora en la destilería del mismo nombre, fundada en 1934, y transmite fuerza, suavidad y delicadeza. El proceso de producción es uno de los más tradicionales del mundo, que se realiza en pequeños alambiques donde la destilación directa se produce con fuego de carbón. Así, la malta tiene un ligero toque de turba y la maduración se efectua en barricas de bourbon, jerez y roble nuevo. Con su delicado perfil con notas de turba, este whisky puro de malta consigue un sutil equilibrio entre aromas ahumados, frutales y florales. 

Nika yoichi

Nikka Taketsuru Non Age. Este blend es mezcla de las dos maltas simples de Nikka: Taketsuru combina el carácter de Yoichi con la elegancia y la precisión de Miyagikyo, que se proyectó como una bebida de carácter tradicional pero al tiempo innovadora para rendir tributo al padre del whisky japonés.

Nika Taketsuru

Nikka From The Barrel. Es el producto más emblemático de Nikka en la actualidad: una mezcla de las maltas simples de Miyagikyo y Yoichi con un whisky de grano único. El Nikka From the Barrel es un ejemplo de la calidad y al tiempo intrepidez de los maestros mezcladores de esta marca. Intenso, generoso, potente y original, es el whisky más premiado de la destilería Nikka.

Nikka from the barrel

En España, la distribución es de Bodegas Torres, que presenta siete de sus referencias: Nikka ‘From the Barrel’, Nikka Blended Whisky, Nikka ‘Black’ Pure Malt, Nikka ‘Red’ Pure Malt, Nikka Coffey Grain, Nikka Coffey Malt y Taketsuru Malt. 

Su incorporación al porfolio de la compañía responde a la estrategia de distribución de destilados de alta gama procedentes de todo el mundo, como el vodka Beluga, la ginebra Sloane’s, el tequila Rocado, el pisco El Gobernador o los brandies elaborados por Bodegas Torres, como Jaime I o Torres 15 para coctelería.

SERIE Partagas 2