El mejor restaurante indio del mundo aterriza en Barcelona

El bar del hotel Cotton House, en Barcelona.

El mejor restaurante indio del mundo aterriza en Barcelona

El chef Atul Kochhar, con dos estrellas Michelin, se instalará en un hotel

Carles Huguet

BARCELONA

16/03/2017 - 06:00h

Lejos queda la época en la que hoteles y restaurantes de calidad se repudiaban. Pero ahora el hábito de ir a cenar a un hotel se extiende y cada vez son más los chefs de renombre que toman los mandos de los fogones de un alojamiento. El último caso es el de Atul Kochhar que aterrizará en el barcelonés Hotel Cotton House este verano.

El primer restaurador indio en obtener una estrella Michelin importará a la capital mediterránea el modelo de éxito de los restaurantes Benares de Londres (con una estrella) y Madrid. Para ello, se ha asociado con el grupo Praktik, especialista en dar cobijo a negocios independientes en sus inmuebles.

Según explica José Maria Trénor, consejero delegado de la compañía, a Cerodosbé, “en pocas semanas llegarán los cocineros a Barcelona”. Su estancia durará unos meses, los de más actividad turística, y cubrirá un vacío en la oferta de la ciudad: “no existe un gran restaurante indio en Barcelona, y a Kochhar le hacía mucha ilusión llenar este hueco”, añade el ejecutivo.

El chef indio pondrá así una segunda pica en España tras abrir en Madrid hace dos años. Kochhar lidera una apuesta por la cocina de fusión española-india en un espacio de 375 metros cuadrados ocupada hasta entonces por el restaurante Annapurna.

Entre las especialidades del restaurador destacan el surtido de panes indios, las lentejas dal y los garbanzos punjabi. Tras abandonar los entrantes, las sugerencias son el pollo tandoori, el chicken butter masala, el rape Macchi Amrissari con mayonesa de lima y las vieiras Jal Tarang, según detallaba Telva en 2015.

Con esta asociación, Praktik Hotels da un paso más en su apuesta por crear sinergias con otros negocios en sus establecimientos. “La hostelería debe ser algo cada vez más experiencial”, destaca Trénor. La cadena ya se mezcla con una panadería Baluard en el Praktik Bakery, una vinoteca en el Praktik Vinoteca y una floristería en el Praktik Garden. “Nuestra idea es la de aprovechar las recepciones, que acostumbraban a ser espacios infrautilizados en zonas de primer nivel”, justifica.

El directivo tiene en mente la implementación de nuevos conceptos como una chocolatería o un salón de belleza. “Disponemos de muchos metros cuadrados para dar una oferta de interés al cliente y que quizás no se podría aguantar por sí misma en otro lugar”, explica. Por ejemplo, la panadería Baluard ya genera muchos más empleos que el establecimiento. “Siempre digo que es un horno con un hotel encima”, bromea.

Con Kochhar, el Cotton House –un hotel franquiciado de la marca Autograph, de Marriott—buscará convertirse también en un punto de peregrinación para los barceloneses. “Nuestros clientes están encantados de rodearse de gente local, pues al final es lo que cada vez buscan más, sentirse como uno de ellos”, sentencia Trénor.