El Penedès y el Garraf lanzan la primera ruta ecológica de enoturismo

La ruta del vino que propone Torres y otras bodegas evita el uso de vehículos a gasolina. / Ilustración: Jordi Català.

El Penedès y el Garraf lanzan la primera ruta ecológica de enoturismo

Torres y otras bodegas auspician un recorrido sin emisiones diésel por los viñedos, una iniciativa que se suma a otras propuestas presentadas en Fitur

Bodegas Torres ha realizado una fuerte apuesta por el turismo enológico. Estos días ha estado presente en Fitur, en el stand de la Agencia Catalana de Turismo, donde aportó sus vinos para acompañar a las propuestas gastronómicas que desfilaban por el lugar. Allí también presentó diversas iniciativas turísticas, que le han valido el reconocimiento internacional como ‘Experiencia enoturística más innovadora’ en los Wine Tourism Awards 2016.

Entre las propuestas destaca una iniciativa consolidada desde hace dos años pero que ahora suma la vocación de sostenibilidad de Torres y otras once bodegas del Penedès y del Garraf: la Carretera del Vi, que será la primera ruta enoturística de Europa sin emisiones de combustible, donde Nissan colabora con la cesión de dos coches y dos furgonetas eléctricas. 

Esta ‘wine road’ española recupera el trazado de la antigua vía de comercio romana (ver mapa) que servía para trasladar los vinos desde el interior del Penedès hasta Sitges, donde los vinos eran embarcados para su exportación a todo el imperio romano. 

La Carretera del Vi tiene 31,5 km de longitud, se puede realizar en unas nueve horas, incluye diversos puntos de interés en sus 12 bodegas y otras seis rutas alternativas a su alrededor.

Carretera del Vi

La información se puede obtener de la web www.lacarreteradelvi.com, que incluye la vista de las bodegas en 360º, un mapa interactivo y la posibilidad de adquirir un pasaporte físico (válido para dos personas), con el que los enoturistas recibirán un tratamiento preferente durante las visitas de la wine road, como cata de vinos de gama alta o descuentos en actividades especiales.

Con la visita a seis bodegas los visitantes serán obsequiados con una caja vinos, a razón de uno por establecimiento. Si se prefiere hacer el recorrido en dos jornadas, al margen de establecimientos especiales ofertados, Mas Tinell ofrece un original hotel en medio de las viñas.

Desde octubre del 2015, Torres había lanzado con Renfe la promoción ‘El tren de les vinyes’, que ofrece un billete compartido con traslados para visitar las instalaciones. También cuenta con el tour ‘Paseo entre viñedos’ y acciones como la Enocursa, la Noche de Estrellas, actividades en época de vendimia, y diferentes experiencias enoturísticas en sus bodegas del Penedès y Priorat.

A lo largo del 2016, Torres ha recibido a más de 100.000 visitantes, provenientes de más de 80 nacionalidades distintas. Un contingente de 30 especialistas son anfitriones para explicar el proceso de producción del vino.

Un nuevo recorrido focalizado en un vino especial

En Fitur Torres ha presentado la propuesta de la finca Mas la Plana, en Pacs del Penedès, donde se realiza un recorrido focalizado en el vino insignia del mismo nombre, y en el que los visitantes descubrirán los aspectos que intervienen en su elaboración: el viñedo, el proceso de vinificación y su posterior envejecimiento.  

Otra novedad fue la presentación del primer vino espumoso que la familia elabora en Cataluña, y que ha bautizado con el nombre de Vardon Kennett, en homenaje al marinero británico que vivió en la finca de Santa Margarida d’Agulladolç, en Mediona (Penedès), y cuyos restos descansan en la capilla románica ubicada al lado de la nueva bodega. La propuesta consiste en visitar la nueva bodega para conocer la elaboración y las características del nuevo vino espumoso.

Bodegas Torres ha vuelto a revalidar por sexto año consecutivo el galardón ‘La marca de vinos más admirada de Europa’ concedido por Drinks International. La vendimia del 2016 ha sido una de las más largas de la década debido a la sequía y a las escasas precipitaciones (un 70% menos) que ha propiciado que la recogida del Penedès haya sido un 20 a 30% menor respecto a otras vendimias. Sin embargo, estos factores llevaron a que esta sea una añada de gran calidad.

Vendimia Torres