La extraña (y bienvenida) combinación de vino y música electrónica

La fiesta Electrovi busca que los jóvenes se interesen por el mundo del vino. / Ilustraciones: Jordi Català.

La extraña (y bienvenida) combinación de vino y música electrónica

¿Por qué no se bebe vino en las discotecas? Una iniciativa busca acercar este producto a las generaciones más jóvenes

¿Se puede combinar el vino con la música electrónica? Claro que sí. La fiesta Electrovi apostó a que es posible, y lo ha logrado. Organizado por la empresa Sentits Barcelona, Vins i Persones, se presentaron siete vinos de gran calidad para un público joven, amante de este estilo de música, pero que raramente consumiría este producto en una discoteca.

La cita fue en el espacio gastronómico KosmoBar, en Barcelona, y esta fue la primera de un ciclo que continuará en abril en una antigua fábrica del Poblenou y seguirá durante el verano.

La idea es muy simple: al público se le ofrece una barra libre con siete vinos de diferentes denominaciones y añadas, mientras que DJ’s residentes y artistas invitados como Myrko, Plan C, Mata! inundaban el ambiente con las últimas tendencias de la música electrónica.

En la sala, la presencia de algunos de los productores de los vinos ayudaban a los interesados a resolver sus dudas y conocer más aspectos de las bodegas presentes.

vinos electrovi

De esta manera, se busca que las generaciones más jóvenes se acerquen a los vinos y que se rompa el tópico que sólo puede ser consumido por entendidos o como una bebida complementaria a la comida. Cuando uno se acerca a la barra de una discoteca, comprueba que el consumo de vino es prácticamente nulo, donde la cerveza y los cubatas imperan con comodidad.

Esta idea se enmarca en la filosofía de la empresa organizadora. Sentits Barcelona, fundada en 2007, busca difundir la cultura del vino y trazar relaciones entre productores, sumiliers, bodegas y consumidores. Además organizan catas, sesiones didácticas y jornadas de divulgación, y lo hacen con un lema de Eurípides tan antiguo como certero: “donde no hay vino no hay amor”.

Los vinos Electrovi