La peligrosa atracción de la ley seca llega a Barcelona

Jeff Bell y Jim Meehan de Please Dont’ Tell de Nueva York. Foto: Grup GSR

La peligrosa atracción de la ley seca llega a Barcelona

La coctelería del Hotel Mandarin acoge las creaciones de Please Don’t Tell, que fue distinguido como el mejor bar del mundo

José María Toro

Blog Hedonista

Barcelona

24/09/2016 - 09:00h

Estados Unidos, 1920. La ley seca está en su auge, y con ella, las aperturas de bares clandestinos en las ciudades. Su presencia es un secreto a voces, y de allí nace el concepto de speakeasy, donde reina la consigna “nadie lo sabe, no se lo cuentes a nadie”.

De ese infausto tiempo se inspira la coctelería de Nueva York Please Don’t Tell, que se instala en el Hotel Mandarin (Paseo de Gràcia 38-40, Barcelona) hasta el 30 de septiembre. No es cualquier bar: este legendario establecimiento fue premiado, en 2011, como el Mejor Bar del Mundo en la prestigiosa clasificación de The World’s 50 Best Bars de Drinks International

Y esta no es la primera salida que hace fuera de su ciudad natal: ya ha visitado otras ciudades del mundo como París, Tokio, Melbourne y Hong Kong durante breves períodos de tiempo, donde se podía conocer su filosofía,y sus creativos cócteles, acompañados de sus famosos hot dogs. Impulsado por World Class, la plataforma que promociona la cultura del cóctel alrededor del mundo, ha elegido a Barcelona para instalar su segunda aventura europea.

El Mandarin, un centro de peregrinación gastronómica en Barcelona

El espíritu del Please Don’t Tell se instalará en la exquisita coctelería Banker’s Bar en el Mandarin, que viene a unirse al resto de oferta gastronómica como es el restaurante Moments (con dos estrellas Michelin) a cargo de la chef Carme Ruscalleda y su hijo Raül Balam, BistrEau dirigido por Ángel León con Ismael Alonso como chef ejecutivo del hotel, y a los que se suman las propuesta de Mimosa y Terrat, las terrazas del hotel en las que se sirven elaboraciones del chef peruano Gastón Acurio.

Con este abanico de opciones, el Mandarin se convierte en un lugar de peregrinación gastronómica para locales, hospedados en el hotel y turistas de paso en la ciudad.

Tres grandes creadores de cócteles para descubrir

Please Don’t Tell by World Class ofrece sus más premiados cócteles elaborados con los destilados premium World Class. Jim Meehan, bartender fundador de la coctelería; Jeff Bell, actual director general y ganador de la competición World Class 2013 en EEUU, y el experimentado bartender de PDT, Nick Brown, son los encargados de imaginar nuevos escenarios, inspirados por la luz del Mediterráneo, en el mundo de la mixología y dejar con la boca abierta a su clientela.

Gracias a una reserva previa (contactar a mobcn-pdtbankers@mohg.com), un número marcado en una misteriosa cabina (que reproduce a la del local original) y la puerta de acceso da la bienvenida a una experiencia nueva,  dónde las mejores copas, una gastronomía de campanillas con muchas estrellas Michelin detrás y una acertada música se dan cita hasta fin de mes.

Además, los clásicos hot dogs que esta vez llevarán el sello de cinco prestigiosos chefs: los citados Ruscalleda, León y Acurio junto con Joan Roca y Albert Adrià, quienes elaborarán cada uno un perrito caliente que se servirá a un precio único para maridar con el elenco de cócteles. Y parte de los beneficios de estos platos de autor tendrán un destino benéfico.