Al Moulin Rouge también se va a comer

El Moulin Rouge, en París, ahora también es uno de los mejores sitios para disfrutar de una de las mejores cenas de la ciudad.

Al Moulin Rouge también se va a comer

La elegante propuesta gastronómica del Moulin Rouge, el cabaré más popular de París, se cuela entre las guías más selectas de restaurantes de la ciudad

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

27/09/2017 - 19:31h

Los fastuosos espectáculos del Moulin Rouge ya no son el único atractivo del cabaré más popular de París y quizás del mundo. La oferta gastronómica que brinda este lugar a sus clientes acaba de entrar en la prestigiosa guía gastronómica Gault & Millau.

El Moulin Rouge, escenario de estrellas como Édith Piaf, Liza Minnelli, Frank Sinatra y Elton John, es el primer cabaré parisino que entra en la guía de Gault & Millau, referencia para los amantes de la gastronomía más exclusiva, y que también funciona como un portal de reservas.

El chef David Le Quellec ha logrado atraer con su comida a clientes que solo van a presenciar el espectáculo de las bailarinas. Con la ayuda de Alexis Mathey, y un equipo de 25 personas, el restaurante del Moulin Rouge sirve platos a 600.000 comensales al año.

Gault & Millau cita en su última guía dos platos como los de mejor calidad: el filete de dorada a la plancha con risotto y la pechuga de gallina con puré de verduras de temporada. En su sistema de calificaciones le otorga un puntaje de 12,5 puntos sobre 20.

El sot-l'y-laisse de pavo salteado, el tataki de atún mi-cuit o la sopa de un jardín a la francesa son otras de las delicias que pueden disfrutar los visitantes del cabaré. Entre los postres destacan la tarta ópera con salsa de chocolate o la trilogía de sorbetes de frutas de temporada.

Balcon 5 moulin rouge
En el palco número cinco del Moulin Rouge se puede apreciar los siempre fastuosos espectáculos mientras se disfruta de una de las mejores cenas parisinas. 

El restaurante del Moulin Rouge ofrece menús con productos de temporada, por lo que varía su carta según el período del año. Cenar en el restaurante de este cabaré, inmortalizado en los cuadros de Henri Toulouse-Lautrec, tiene un precio que oscila en los 82 euros por persona.