El restaurante del Met sale de las sombras

Comer, cenar o tomar una copa en el restaurante del Met ya no es sólo para pocos.

El restaurante del Met sale de las sombras

El restaurante del Museo Metropolitano de Arte sólo era accesible al personal y a los socios del museo. Pero ahora se abre a todo el público

Cerodosbé .

BARCELONA

05/10/2017 - 04:55h

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York es un vasto edificio lleno de pasillos y cámaras silenciosas, apenas interrumpidas por los murmuros de los visitantes. Poca gente sabía de la existencia de un elegante restaurante, que permanecía vacío casi todos los diario.

El comedor posee una de las mejores vistas que se puedan capturar en Nueva York. Para llegar a este espacio se debía recorrer casi todo el mundo en el sentido artístico de la palabra. Primero se debía pasar por las galerías de arte clásicas griegas y romanas, luego por las de África, Oceanía y América, para luego llegara un ascensor arrinconado en la cuarta planta del museo.

Durante años, el comedor permaneció bajo un secreto bien guardado, incluso para muchos trabajadores del Met. Pero desde junio la institución anunció que por primera vez el restaurante no era reservado sólo para los socios del Met.

La decoración del restaurante no es tan impresionante como el mismo museo. Sus paredes, hechas de paneles de madera, y sus asientos no cambiaron desde su inauguración en 1993. A pesar de estar en un museo, el restaurante está desprovisto de muestras de arte en sus muros.

Un menú sencillo pero elegante

El menú del restaurante es sencillo como su decoración, con platos como calabaza de nuez aderezada con miel; tostadas Granny Smith de manzanas, nueces y sidra; mejillones al vapor al ajo, tomate, hinojo, albahaca. De postre el restaurante ofrece un chocolate molten o un cake helado de cappuccino, además de un trío de sorbetes caseros.

El restaurante del Met tiene grandes competidores. No muy lejos, el Flora Bar, en el Met Breuer, ganó dos estrellas del New York Times por sus creativas combinaciones como un tartar de atún con girasol y algas hijiki. Mientras que Untitled en el Whitney Museum del Union Square Hospitality Group de Danny Meyer ofrece una de las mejores experiencias culinarias de Nueva York, según afirman varias revistas especializadas de la ciudad. 

roof view met restaurant
Vista desde la terraza del restaurante del Museo Metropolitano de Nueva York.