Airbnb se lanza como promotor inmobiliario

Airbnb y Newgard proyectan construir 2.000 viviendas en Miami

Airbnb se lanza como promotor inmobiliario

La plataforma firma una alianza para vender apartamentos y plantar cara a las grandes cadenas hoteleras

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

13/10/2017 - 13:15h

Airbnb tiene un talón de Aquiles: el malestar de los vecinos, y muchas veces de los anfitriones, con el servicio que ofrece. En consecuencia, el mayor portal de alojamiento del mundo ha puesto en marcha una alternativa para consolidar su negocio: ser propietario de las viviendas que ofrece en alquiler.

En rigor, a través de esta iniciativa Airbnb se asocia con el promotor inmobiliario Newgard Development Group y gestionará el alquiler de 300 viviendas que se construirán cerca de Orlando, en la ciudad de Kissimmee. Esta ciudad, y en general todo el estado de Florida, es uno de los puntos turísticos más dinámicos de Estados Unidos, con casi 100 millones de visitantes a lo largo del 2016, precisa Visit Miami.

La asociación entre Newgard y la plataforma se promocionará con la marca “Niido powered by Airbnb”. Según precisa Financial Times, el proyecto finalizará a principios del 2018 y la idea es que los inquilinos puedan subarrendar sus propiedades hasta 180 días al año.

Más viviendas en los próximos años

Este es el primer paso de otros proyectos a largo plazo que está desarrollando Airbnb. La alianza entre la plataforma y Newgard impulsará la construcción de otras 2.000 unidades en Miami en los próximos dos años, actualmente en proceso de selección de las localizaciones.

Los nuevos apartamentos de Kissimmee se presentarán con varios cambios respecto a una propiedad tradicional: las puertas no tendrán cerradura con llave sino por código numérico, pensado para gestionar más fácil los alquileres. Además los anfitriones podrán coordinar los servicios de limpieza y otras necesidades desde una aplicación móvil. Pero esto tampoco implica la desaparición del factor humano: las propiedades tendrán un ‘master host’ que se encargará de atender cualquier problema que puedan tener los inquilinos.

Frente a las hoteleras

En este acuerdo a tres bandas, Newgard se quedará con el 25% de la tarifa por cada noche, Airbnb cobrará su tradicional comisión del 3%, y el resto irá al bolsillo del propietario.

La estrategia es plantar cara a Marriott y otras grandes cadenas hoteleras, que administran apartamentos aunque no sean propietarios de las fincas. La diferencia es que Airbnb no ofrecerá servicios de hospitalidad como las hoteleras tradicionales, se limita a gestionar la reserva y nada más.

Según Financial Times, Airbnb cuenta con tres millones de propiedades en su plataforma y ha facturado alrededor de 3.000 millones de dólares en reservas el año pasado.