Así será el nuevo hotel W Barcelona

La nueva habitación del hotel W Barcelona.

Así será el nuevo hotel W Barcelona

El establecimiento gasta 12 millones de euros para remodelar todas sus habitaciones ocho años después de su apertura

Cerodosbé .

BARCELONA

17/01/2017 - 06:00h

Con el Mediterráneo como inspiración, el W Barcelona se reinventa. Sólo ocho años después de abrir, el establecimiento de Marriott invertirá 12 millones de euros para renovar cada una de las 473 habitaciones de las que dispone. Un rediseño que llevará el sello del estudio londinense Bowler James Brindley.

Justo cuando empezaban a surgir voces críticas con los estándares del alojamiento, éste da una vuelta de tuerca a su apuesta por el lujo. “La transformación garantizará que nos mantengamos a la vanguardia entre los hoteles de lujo de la ciudad durante muchos años”, augura Richard Brekelmans, director general del Vela.

La icónica apariencia del inmueble ya le ha hecho ganarse un hueco dentro del skyline barcelonés. Sin embargo, tras la espectacular fachada, algunos clientes lamentaban que no alcanzaba el nivel de otros hoteles como el Mandarin o el Arts. El primer paso es el de renovar la imagen de las estancias.

"Nuestra narrativa de diseño personalizada para las habitaciones y suites toma su inspiración directamente en las dinámicas vistas de la ciudad, el cielo y el océano. Unas panorámicas que se disfrutan desde todas las habitaciones del hotel gracias a su altura y su inmejorable ubicación en el paisaje urbano de Barcelona", explica Stephen Crawley, cofundador de Bowler James Brindley.

De este modo, el estudio quiere fundir el interior de las salas con sus espectaculares vistas al Mediterráneo. Con los tonos azules del océano mezclados con estallidos de blanco turquesa y oro rosa, se pretende difuminar la barrera que marca el espectacular ventanal que se extiende del suelo al techo.

No faltará tampoco un homenaje a la gastronomía española. Por ello, los muebles de la sala han sido diseñados para reflejar la cultura de las tapas. El ajetreo de la capital catalana tiene su lugar en la pared de la habitación, con una estructura lumínica que transforma el ambiente del día a la noche.

Además del lavado de imagen, el W Barcelona también añade nuevos servicios a las habitaciones. Todas incluirán una cafetera Nespresso, tetera y un televisor de pantalla plana de 49 pulgadas con sistema de sonido Bose blue-tooth. Los amenities llegarán de la mano de Biss Spa.

Sin embargo, la joya de la corona es el servicio Whatever / Whenever. Según resume un portavoz del hotel, está opción significa que los huéspedes “pueden obtener lo que quieran, sea lo que sea y sea cuando sea”.

Pasillo
Habitación
Habitación
Habitación