Catalonia cambia de modelo

El Hotel Catalonia Santo Domingo.

Catalonia cambia de modelo

La cadena catalana vira de la propiedad a la gestión mientras factura 413 millones de euros, un 12% más que en 2015

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

06/02/2017 - 13:17h

Catalonia Hotels & Resorts se reinventa. La compañía es tradicionalmente propietaria de hoteles, pero la situación financiera de la banca española y del país ha hecho que, en los últimos seis años, haya cambiado un poco de modelo y ahora alquila hoteles para su explotación y también asume la gestión de otros establecimientos, sin descartar del todo las compras si se presentan oportunidades interesantes.

En la medida en que compran menos, necesitan también socios inversores no hoteleros, y, según comenta el consejero delegado, Félix Navas, ahora recurren a family offices, fondos de inversiones y otros inversores, a los que proponen la compra de un edificio: "ellos invierten y nosotros alquilamos y lo explotamos", señala.

En cualquier caso, ha destacado que la posición de la compañía "no es vendedora", pese a que, continuamente, tienen ofertas para vender hoteles en Barcelona.

Catalonia facturó 413 millones de euros en 2016, un 12,1 % más que el año anterior, y registró un ebitda de 125 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 15 %, desvela Navas en una entrevista a Efe. Del total de la facturación, el 58,8 % correspondió a España, que registró un crecimiento del 15,8 % respecto a la facturación de 2015.

Durante 2016, se han registrado altas ocupaciones, un 81,3 % a nivel mundial, e importantes mejoras de los precios, que ya se han recuperado tras la crisis. Con 66 hoteles repartidos entre España, el resto de Europa, Caribe y Latinoamérica, la cadena apuesta por seguir creciendo, básicamente en Europa y el Caribe.

También crecerán en España, siempre que se presenten oportunidades en ciudades que tengan un componente turístico y de negocios y los establecimientos estén situados en zona "prime". Aunque no es un "objetivo prioritario", Navas tampoco ha descartado aumentar sus establecimientos en la costa española, si se presenta una buena oportunidad.

Entre las aperturas previstas para los próximos meses destacan su segundo hotel en Ronda (Málaga), con 80 habitaciones, un establecimiento en Granada, con 153 habitaciones y 4 estrellas, y otro en República Dominicana, un cinco estrellas de 117 habitaciones. También está pendiente la apertura, en 2018, de un hotel en Praga con 233 habitaciones, y otro en San Sebastián, para 2019, con 122 habitaciones.

"Estamos analizando operaciones en diversos lugares de España" que cumplen el binomio de lugar turístico y de negocios y, a nivel internacional, la compañía estudia continuamente operaciones en ciudades como Lisboa, Fráncfort o Milán.