Cinco hoteles donde el gin tonic es protagonista

Cinco hoteles donde el gin tonic es protagonista

No importa qué epoca del año sea, un gin tonic puede ser disfrutado en cualquier momento. Y si es en un elegante hotel rural, mejor todavía

En Can Cuch se enseña a preparar gin tonics.

Estar en un hotel significa, en muchos casos, desconectar. Y los partidarios de hacerlo con un gin tonic en la mano crecen día a día. Estos hoteles cuentan con expertos maestros en el arte de preparar estas bebidas, que se pueden degustar en las terrazas o los salones acogedores de los establecimientos.
En todos ellos también se ofrecen servicios de masajes o spa, además de una selecta cocina para descubrir y tener un fin de semana difernte.

villa nazules

5 Villa Nazules -- Chueca, Toledo


A diez minutos de Toledo, en un parque de olivares, Villa Nazules se despliega en un paisaje que invita a relajarse. Para ello, dispone de un spa con piscina hidromasaje, sauna, baño turco, circuito termal y cabinas de tratamientos y masajes.
Su restaurante Mar de Olivos ofrece una recomendada selección de platos de tradición castellano-manchega, con innovadores toques mediterráneos. Y en su gastro-bar se ofrece una amplia variedad de tapas y cócteles, donde se recomienda probar los combinados con las diferentes ginebras que se presentan en su carta, como Shapphire, Citadelle, Hendrick’s o Mombasa, entre otras.

posada mosqueruela

4 La Posada de Mosqueruela -- Mosqueruela, Teruel


En un pueblo medieval en la sierra de Teruel, La Posada de Mosqueruela es un romántico hotel boutique de seis habitaciones, todas ellas de gran amplitud, y algunas dotadas de camas con dosel, sofá y toilette con bañera.
En su restaurante gourmet, donde se ofrecen diversos platos de cocina fusión, se despliega una carta de gin tonics que permite afincarse en los gustos tradicionales o probar nuevas experiencias sensoriales de la recomendaciones de los bartenders.
Con la copa de boca ancha y unas cáscaras de lima, se trata de disfrutar del trago mientras se siente el crepitar de los leños en la chimenea.

Hotel Villa Retiro

3 Villa Retiro -- Xerta, Tarragona


En pleno Delta del Ebro, al sur de Cataluña, una casa modernista de 1890 fue reconvertida en el exclusivo hotel Villa Retiro, edificado en una impactante finca de 3.000 metros cuadrados con lago propio.
Cada habitación fue decorada en estilo colonial, y el establecimiento cuenta con una bañera de hidromasaje y una zona para recibir tratamientos terapéuticos y masajes.
Su restaurante cuenta con una estrella Michelin, y allí brilla su impactante bodega, con una carta de 500 gin tonics y 200 destilados. Haría falta más de una vida para decidirse ante semejante selección.

apertura Posada el solar gintonic copas 945x630

2 Posada El Solar -- Galizano, Cantabria


A dos kilómetros de la costa cántabra, en una antigua casona señorial de estilo montañés –aunque con toques renacentistas- se erige la Posada El Solar, un auténtico alojamiento de cine. Todas las habitaciones están inspiradas en diversas estrellas del séptimo arte, y algunas de ellas cuentan con terraza y otras con bañera de hidromasaje.
La carta del Gin Tonic Bar presenta un amplio catálogo de sabores y aromas: frutales, silvestres, aromatizados, suaves, etcétera. Es cuestión de elegir, cambiar los gustos tradicionales por otros más innovadores, y disfrutarlos en la terraza –sobre todo cuando llega el atardecer- o en el salón de té, si el clima no es muy amigable.

can cuch

1 Can Cuch -- Cànoves, Barcelona


En el parque natural del Montseny se encuentra el hotel Can Cuch, una antigua masía del siglo X que presenta unas hermosas vistas de estos valles de la provincia de Barcelona. En sus habitaciones, algunas dotadas de chimenea, se pueden disfrutar de auténticos baños de lujo en sus bañeras de diseño. En tanto, su restaurante se especializa en cocina tradicional catalana con productos de temporada.
Además de una exclusiva carta de gin tonics, en la bodega de este hotel, con sus paredes de piedra natural, se organizan talleres para aprender a degustarlos y prepararlos, por sólo 40 euros.