Cinco hoteles para combinar el esquí con el spa

Cinco hoteles para combinar el esquí con el spa

Iniciada la temporada de invierno, presentamos una selección de hoteles situados cerca de las pistas de esquí y con centros wellness para relajarse

Nieve y spa, una combinación ideal para estos meses.

Aunque el calendario diga que todavía es otoño, ya estamos en plena temporada para esquiar. Las estaciones abren sus puertas, y muchos hoteles refuerzan sus propuestas con centros termales y spa, ideales para relajar el cuerpo y la mente tras una agotadora jornada transitando las pistas de esquí. Veamos una selección de hoteles ubicados a lo largo del Pirineo en Cataluña y Aragón.

Hotel Riberies

5 Hotel Riberies -- Llavorsí, Lleida


A la vera del río Noguera Pallaresa, el Hotel Riberies es un tranquilo alojamiento de montaña que, a esta altura del año, se encuentra rodeado de la nieve que cae en el Pirineo leridiano.
Ubicado a 23 kilómetros de la estación de Espot y a otros tantos de Port Ainé, el hotel presenta una fabulosa zona de spa con jacuzzi, sauna, baño turco, ducha de contraste, hamacas calefaccionadas y una gran variedad de tratamientos terapéuticos y masajes.
En tanto, sus habitaciones han sido decoradas con estilo pirenaico, en donde algunas suites cuentan con chimenea y bañera para hidromasajes.
En el restaurante se puede degustar desde la típica olla pallaresa hasta platos más modernos, siempre basados en productos de primera calidad, de temporada y de proximidad.

trufa negra spa

4 La Trufa Negra -- Mora de Rubielos, Teruel


En plena sierra de Gúadar, a 24 kilómetros de la estación de Valdelinares y a 40 de la de Javalambre, se encuentra La Trufa Negra, un elegante hotel con spa dotado del mejor lujo.
El hotel presenta un complejo de 275 metros cuadrados de spa con piscina hidrotermal, con cascada y jacuzzi, pozas de agua de choque bitérmicas, baño turco, sauna finlandesa, circuito de duchas, fuente de hielo, hamacas térmicas y servicio de tratamientos y masajes.
Su restaurante Melanosporum ofrece una cocina de autor que fusiona la tradición y la innovación, basada en productos de proximidad y en recetas aragonesas con toques creativos; donde la trufa es uno de sus elementos principales.

Hotel Bocalé

3 Hotel Bocalé -- Sallent de Gallego, Huesca


En el corazón de este pueblo oscence se levanta el Hotel Bocalé, decorado en un estilo rústico que sigue los patrones de la arquitectura local, con su característica combinación de piedra, madera y pizarra.
Situado a cuatro kilómetros de las pistas de Formigal y a siete de las de Panticosa, tras haber transitado las nieves espera su complejo termal con piscina de nado a contra corriente, baño turco, ducha escocesa y una fuente natural de agua fría.
En el hotel se ofrece servicio de desayuno tipo buffet en el comedor, y cuenta con un bar para aperitivos que se pueden tomar en el salón o la terraza.

Hotel Grévol

2 Hotel Grèvol Spa -- Llanars, Girona


En el valle gironés de Campodrón, a 20 kilómetros de la estación de Vallter 2000, se levanta el Grèvol Spa, un romántico hotel de montaña decorado con paredes de madera y piedra que recuerdan a las construcciones rurales de la región.
Tras una agotadora jornada en la nieve se sugiere pasar por la zona wellness, que cuenta con piscina climatizada, jacuzzi, sauna, baño de vapor y zona de tratamientos con masajes.
El restaurante, rodeado de cristaleras, goza de unas bonitas vistas al valle; y allí se ofrece una recomendada cocina tradicional catalana con posibilidad de disfrutar del menú degustación o el menú de temporada.

El Privilegio

1 Hotel & spa El Privilegio -- Tramacastilla de Tena, Huesca


A 15 kilómetros de la estación de Formigal y a ocho de la de Panticosa, en el Pirineo aragonés, se encuentra el hermoso Hotel & spa El Privilegio, edificado con el estilo montañés de la comarca y con vistas al Valle de Tena. El establecimiento cuenta con un recomendable spa con piscina jet y nado contracorriente, además de baño turco, sauna, ducha bitérmica pediluvio y tumbonas térmicas.
En varias suites también se puede disfrutar de un jacuzzi privado, que combinado con las chimeneas brindan una inolvidable postal romántica.