Colau se cobra en Praktik la siguiente víctima de la moratoria hotelera

Colau se cobra en Praktik la siguiente víctima de la moratoria hotelera

Barcelona bloquea la construcción en el Raval de un establecimiento de cinco estrellas de la cadena que tenía licencia previa

Equipo Cerodosbé

Barcelona

24/10/2016 - 15:50h

Recreación del hotel proyectado por Praktik en el Raval.

El Ayuntamiento de Barcelona rechaza un hotel de lujo en el barrio del Raval. Ni aunque tenga licencia. El consistorio que dirige Ada Colau ha bloqueado la construcción del establecimiento proyectado por Praktik frente al portal de Santa Madrona, en el turístico barrio barcelonés.

El proyecto se salvó de la moratoria que impide construir hoteles en la ciudad porque tenía un certificado de aprovechamiento urbanístico previo, pero finalmente el ayuntamiento ha encontrado la forma de evitar la construcción.

La teniente de alcalde de urbanismo, Janet Sanz, ha anunciado este lunes que solicita a la Generalitat que proteja el entorno del solar que iba a albergar el nuevo hotel, ya que en él se encuentra una muralla medieval.

Esta petición, señala la regidora, "implica la suspensión de todas las licencias en trámite". Ahora el gobierno autonómico dispone de 18 meses para decidir si autoriza la construcción de hoteles en la zona.

El proyecto de Praktik se ha visto afectado por los vaivenes del ayuntamiento. En 2007 el consistorio proyectó utilizar el solar para construir vivienda social. Sin embargo, en 2013, un acuerdo de CiU y el PP dejó la zona fuera del plan de usos de Ciutat Vella que prohibía abrir o ampliar hoteles en el casco antiguo.

El hotel de Praktik disponía de luz verde hasta la llegada de Barcelona en Comú, el partido de Colau, a la alcaldía. Los socialistas del PSC, que forman parte del equipo de gobierno, no comparten la decisión de vetar el hotel. De hecho, el concejal Daniel Mòdol aseguró en Twitter que el hotel de Praktik era "ejemplar en la vertiente social".

La cadena previó ofrecer los bajos del local a las entidades vecinales del barrio para vencer los recelos del ayuntamiento, sin éxito.