Competencia desmonta el plan de alojamientos turísticos de Colau

Ada Colau y Janet Sanz / AJUNTAMENT DE BARCELONA

Competencia desmonta el plan de alojamientos turísticos de Colau

Una burbuja de precios, la creación de un mercado paralelo de licencias y la reducción de la calidad del servicio, consecuencias del PEUAT

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

24/07/2017 - 13:55h

Ya mostró su rechazo a la moratoria de licencias turísticas, y ahora vuelve a atacar. La Autoritat Catalana de la Competència (ACCO) lamenta ahora el freno a la competitividad en el sector turístico que supondrá la implementación del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) en Barcelona, una de las banderas de la administración liderada por la alcaldesa Ada Colau.

La agencia critica “el establecimiento de una serie de barreras para la entrada de potenciales nuevos actores en el mercado”. Así, las más graves repercutirán sobre el viajero ya que la caída de la competencia provocará “un aumento de los precios” y “una reducción de la calidad de los servicios ofrecidos”. Es decir: hoteles más caros y anticuados.

Además, el PEUAT convertirá el sector hotelero en un hermano del taxi, con “la creación de un mercado secundario de licencias”. Igual que los conductores se enfrentan a compañías como Uber, los establecimientos tradicionales tienen en Airbnb su propio dolor de muelas. “La demanda insatisfecha de alojamientos clásicos se trasladará a otras alternativas, legales o no”, amenaza el informe de la ACCO.

El organismo también sale en defensa de las viviendas turísticas, a las que el nuevo PEUAT deja sin posibilidad de expansión al negar la posibilidad de nuevas licencias en toda la ciudad. “La decisión no está suficientemente motivada”, alerta. “A pesar de tener cierta incidencia en el aumento de los precios del alquiler, los pisos turísticos no son los únicos responsables”, cierra.

De este modo, la ACCO propone el establecimiento de una tasa para sufragar políticas públicas en materia de vivienda.