El Edificio España, a punto de cambiar de manos

La fachada del Edificio España.

El Edificio España, a punto de cambiar de manos

Wanda, el grupo presidido por Wang Jianlin aborda la decisión final de elegir entre las ofertas recibidas

Juan Carlos Martínez

MADRID

15/06/2016 - 14:00h

El doble juego de Wanda, el grupo asiático presidido por Wang Jianlin, ha llevado a cabo en torno a la reforma del Edificio España, en Madrid, está a punto de llegar a su fin, con el definitivo traspaso del edificio a un tercero.

A elegir entre los cinco pretendientes (Emperador, Platinum, Hines, AXA y Fosun) que se han postulado para comprar el inmueble por una cantidad próxima a los 265 millones de euros que Wanda pagó al Banco Santander hace dos años.

La visita a Madrid de Laurent Fischler, el encargado inmobiliario de Wanda, tenía como objetivo, primero, ver si las negociaciones con el Ayuntamiento de Madrid podrían avanzar y, en ese caso, replantearse de nuevo la operación. O, por el contrario, caso de que los avances no se produjeran, como todo apunta a lo que ha ocurrido, cerrar definitivamente la venta.

Amago de solución

El colofón a este culebrón tuvo en abril un amago de solución, cuando una carta remitida por la alcaldesa, Manuela Carmena, al director general de Wanda, Michael Qiao, abría la posibilidad de abordar derribos puntuales de la fachada, para su posterior reconstrucción con los mismos materiales.

La alcaldesa también ofreció a Wanda una exención parcial de la dotación de aparcamiento a construir en los sótanos del edificio, de manera que la obra no exija la construcción de la totalidad de las plantas de bajo rasante, necesarias para cumplir con las exigencias del planeamiento urbanístico.

Pero, al final, Wanda entendió que los compromisos del Ayuntamiento no llegaron a concretarse, dando de nuevo un portazo a las negociaciones.