El hotelero 'pirata' de Lloret de Mar también engañaba a su plantilla

Imagen de la piscina exterior del Sun Village, en Lloret de Mar

El hotelero 'pirata' de Lloret de Mar también engañaba a su plantilla

Los cuatro hoteles acusados de 'pinchar' la luz acumulan una deuda de 210.000 euros con Endesa. Los trabajadores denuncian sucesivos retrasos en las nóminas

El jueves 1 de septiembre un incendio en el Sun Village, un hotel de cuatro estrellas ubicado en Lloret de Mar (Girona), destapó un fraude en la red de energía de este y otro establecimiento de la misma cadena, el grupo Savoy. Ambos hoteles tenían el suministro pinchado a la red general de abastecimiento. Seis días después ya son cuatro los negocios denunciados por un presunto delito de fraude eléctrico.

Pero los problemas de esta compañía, dirigida, según figura en los registros públicos del grupo, por el empresario José Luis Velasco Blanco, no se quedaban ahí. En los últimos meses la plantilla de los hoteles afectados (además del mencionado Sun Village, también han sido denunciados el Savoy Hotel, el Mediterranean Sand y el Marina Sand, todos ellos de Lloret) ha sufrido impagos continuados en sus nóminas.

Según explican desde CCOO a Cerodosbé, la empresa ha venido incurriendo en retrasos sucesivos desde 2015. Ante la amenaza de una huelga indefinida, la compañía acababa abonando dichas cantidades a última hora (en la medianoche del día previo a la convocatoria de los paros). Una práctica repetida en varias ocasiones, señalan las mismas fuentes.

Tras los hechos de estos últimos días y ante la ausencia de aclaraciones e información por parte de la empresa, los representantes sindicales presentaron una denuncia a Inspección de Trabajo. “A día de hoy seguimos sin respuestas. (…) La plantilla, que está en casa, no sabe a qué atenerse”, explican.

La compañía todavía no ha contactado con los trabajadores de los hoteles clausurados

Al igual que ha ocurrido con los sueldos de sus trabajadores, los hoteles del grupo Savoy también han incurrido, de manera sistemática, en impagos a la compañía suministradora de energía eléctrica. De hecho, el pinchazo a la red general llegó después de dejar pasar varias facturas de Endesa, con los consiguientes cortes de luz en los establecimientos.

Según explican a este diario desde la eléctrica, el grueso de las deudas generadas por el grupo corresponde al periodo noviembre 2015 – febrero 2016. En este tiempo, los cuatro establecimientos ahora denunciados acumularon una deuda de 210.000 euros con la suministradora.

Las mismas fuentes apuntan a que todavía se está investigando si otros hoteles vinculados al grupo podrían haber incurrido en las mismas prácticas. Este diario ha intentado ponerse en contacto con los responsables del grupo Savoy sin conseguirlo.

La suministradora de luz no descarta encontrar nuevos hoteles que hayan incurrido en un fraude en su red eléctrica

Por el momento, los clientes que estaban alojados en los establecimientos afectados han sido realojados en otros hoteles de la localidad o de la zona. Aunque las autoridades y el propio gremio hotelero de la ciudad ha insistido en las últimas horas en que se trata de casos aislados y cuya responsabilidad recae sobre la empresa propietario de los hoteles, preocupa el daño que esta crisis pueda ocasionar sobre la imagen de un municipio asociado desde hace años a un modelo turístico de bajo coste.

Tal y como explicaba recientemente Cerodosbé, los efectos de este modelo se han hecho notar sobre la planta hotelera de la ciudad. Según un reciente informe encargado por la Generalitat, el 100% de los hoteles en Lloret de Mar, con una edad media de 43 años, necesitan una renovación. Para ello sería necesaria una inversión de hasta 735 millones de euros