El mercado otorga un aprobado raspado a NH Hotel Group

La entrada del NH Collection Palazzo Barocci, en Venecia.

El mercado otorga un aprobado raspado a NH Hotel Group

La hotelera cumple las previsiones por los pelos y revisa, a la baja, la salud de la compañía para 2017

Carles Huguet

BARCELONA

01/03/2017 - 18:30h

NH Hotel Group sale del túnel en el que estuvo inmersa durante años, aunque quizás no a la velocidad que esperaba. Si bien ha disparado su beneficio de 0,9 a 30,8 millones, los ingresos, de 1.475 millones, han entrado por los pelos dentro de las previsiones de la compañía​, que abrió un abanico entre esta cantidad y los 1.490 millones.

La hotelera dirigida por Ramón Aragonés logró un beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) de 180,9, ligeramente inferior a las previsiones realizadas por el Banc Sabadell.

En cambio, los ingresos por habitación disponibles si se mantuvieron fieles a las estimaciones con un aumento del 5%. Según explica el analista Francisco Rodríguez, la deuda se ha logrado reducir hasta los 747 millones. Para mantener sus promesas de cara al próximo año, la compañía debería rondar un déficit de unos 700 millones antes de vender el hotel que posee en Nueva York.

Pese al aprobado raspado, NH mantiene sus perspectivas para el 2017: unos ingresos de entre 1.535 y 1.565 millones y un Ebitda de entre 220 y 225 millones. Sí reconocen la imposibilidad de cumplir las previsiones a la hora de convertir la facturación en beneficios. De este modo, el Sabadell considera que “la forma de alcanzar los resultados esperados para el año que viene será de menor calidad de lo que se esperaba”.

Las buenas noticias para los accionistas llegaron con el anuncio de un dividendo de 0,05 euros por acción que ha desconcertado al mercado. La retribución supone una salida de caja de 17 millones que la entidad califica de “sorpresa” debido a que la hotelera está vendiendo activos para reducir su deuda y financiar su Plan Estratégico. Aun así, no olvida que se trata de “una señal positiva sobre la evolución prevista”. 

La jornada bursátil ha empezado con una importante caída para el precio de la cotizada turística. No obstante, al cierre el valor del papel se había reducido sólo un 0,11% hasta los 4,38 euros. “Si bien las noticias operativas deberían ser positivas en 2017, esto ya está recogido en el precio”, señala Rodríguez. Así, sólo vislumbra un potencial de crecimiento del 0,23% hasta los 4,4 euros y recomienda vender.