El nuevo NH Collection Pódium, un hotel práctico lejos de las masas

El exterior del nuevo NH Collection.

El nuevo NH Collection Pódium, un hotel práctico lejos de las masas

La cadena da un lavado de cara al alojamiento barcelonés y lo convierte en un hotel moderno y funcional aunque lejos de la espectacularidad del NH Collection Calderón

Carles Huguet

barcelona

03/06/2016 - 16:51h

Si alguien en Barcelona piensa en la marca NH Collection, inevitablemente le vendrá a la cabeza el espectacular NH Collection Calderón de la Rambla Catalunya. La comparación es la mayor losa que pesa sobre el renovado NH Collection Pódium, un cuatro estrellas ubicado junto al Arc de Triomf, en la calle Bailén. El alojamiento hace gala de funcionalidad y modernidad sin llegar a los extremos de su homólogo ubicado en el centro de la ciudad. Siempre, eso sí, con un regusto noventero que perdura del diseño anterior.

Ideal para aquellos que quieran alejarse de las aglomeraciones del centro pero a dos paradas de metro de plaza Catalunya, el nuevo hotel consta de 140 habitaciones: cinco superiores individuales, 94 superiores dobles, ocho superiores triples, 23 premium, cinco junior suites y cinco suites familiares. Estancias de entre 20 y 40 metros equipadas con cafeteras Nespresso y televisores de 40 pulgadas.

En el mármol de los suelos se podrían reflejar Madonna y Michael Jackson

Las zonas comunes

Entrar al inmueble y adentrarse en la recepción es una dosis de años 90 en toda regla. En el mármol de los suelos se podrían reflejar Madonna y Michael Jackson, iconos de la década. El piso queda aderezado con el resto de elementos mantenidos de la estructura original del alojamiento.

El diseño "ecléctico" -como reza la nota de prensa- se combina con tonos beige y dorados, que mezclados con las texturas metalizadas juegan al límite de la armonía visual. Bien conjuntados, eso sí, con las tonalidades rojo carmesí de la mayoría del mobiliario.

Para redondear la estancia en el nuevo Pódium es imprescindible una visita a su azotea

La apuesta por la gastronomía

No hay hotel que abra en Barcelona que no destaque su renovada propuesta gastronómica. Este caso no iba a ser una excepción y el menú lo pondrá el chef Miguel Gaztelumendi. Al igual que el interiorismo del establecimiento, mezclará ingredientes exóticos con platos clásicos. Una mezcla entre el siglo XXI y los años noventa que conviven en el edificio. 

Para redondear la estancia en el nuevo Pódium es imprescindible una visita a su azotea. Una terraza de 400 metros con piscina -lástima que no aproveche el efecto caída libre tan de moda en estos días- en la que relajarse tumbado en sus hamacas para disfrutar del atardecer de la ciudad mediterránea.

 

 

Habitación.
Salón.
Recepción.
Salón.
Terraza.