El nuevo objetivo de Intercontinental: el sol y playa español

El hotel Intercontinental Mar Menor Golf Resort & Spa, en Murcia.

El nuevo objetivo de Intercontinental: el sol y playa español

La cadena hotelera analiza operaciones en Mallorca bajo sus marcas de más lujo mientras tampoco descarta nuevas aperturas en Barcelona, pese a las dificultades

Carles Huguet

BARCELONA

11/04/2017 - 05:00h

Es la tercera cadena hotelera más grande del planeta y apenas tiene presencia en el producto estrella del turismo español. Intercontinental Hotel Group (IHG) ha apostado desde su aterrizaje en la Península Ibérica por asentarse en las grandes ciudades del país; el sol y playa, para más adelante. El futuro ha llegado y ante las dificultades de las principales capitales ya analiza nuevas operaciones en Mallorca ligadas a sus marcas más lujosas.

El director de expansión en el sur de Europa de la cadena, Hylko Versteeg, desvela a Cerodosbé el interés para abrir un establecimiento bajo en la isla balear bajo la enseña Intercontinental o Kimpton, una de las firmas de hoteles boutique con más prestigio del Estados Unidos. “La isla nos da unos índices de precio de habitación que no nos ofrece ningún otro destino costero”, justifica el ejecutivo.

Si bien ya ha hecho alguna excursión en Alicante con la apertura de un Holiday Inn, los alojamientos de IHG carecen de vistas al mar. “Entrar en Mallorca nos permitiría entrar en un mercado donde podríamos vender de forma directa al contrario que, por ejemplo, Canarias, donde mandan los touroperadores”, compara.

Pese al romance con las costas, el foco del grupo se mantiene en las cinco grandes ciudades turísticas de España: Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla y Bilbao. "Estamos a punto de cerrar una operación de la mano de un fondo alemán", insinúa. 

Y es que ni el cerrojo de licencias hoteleras de la capital catalana frena el apetito de la cadena. "Nuestros socios tienen más ganas que nunca de entrar tanto en Barcelona como en el resto de España", explica. Si hace un año la moratoria descabalgó la apertura de un Kimpton en la mismísima Avenida Diagonal, ahora la empresa ha cambiado de estrategia: crecer en las zonas menos saturadas.

IHG ha recogido el guante lanzado por la alcaldesa Ada Colau, aunque ello signifique olvidarse de las marcas de alta gama. "En las afueras de la ciudad podemos abrir nuevos establecimiento, aunque de gama más funcional, como Holiday Inn", ejemplifica Versteeg.