El Puerta América y el Puerta Madrid, de la cadena Silken, en venta

El hotel Silken Puerta América.

El Puerta América y el Puerta Madrid, de la cadena Silken, en venta

Los dos establecimientos entran en el concurso de acreedores de la inmobiliaria junto a otros inmuebles del grupo Urvasco en España

Carles Huguet

BARCELONA

08/02/2017 - 06:00h

Al Grupo Urvasco le siguen amputando miembros. Tras sufrir en los últimos meses una sangría de inmuebles, la constructora –matriz de la hotelera Silken— se prepara para sumar nuevos establecimientos a la lista de bajas. El Puerta América y el Puerta Madrid salen a la venta inmersos en el concurso de acreedores que afronta la compañía.

Según explican fuentes judiciales a Cerodosbé, la información sobre ambos alojamientos se encuentra en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Vitoria. De este modo, ambos podrían traspasarse de la mano del bloque de propiedades del grupo, que incluye hoteles en destinos secundarios como Burgos, o de forma separada.

Con el proceso en marcha, desde Silken recuerdan que, de producirse, un cambio de manos no afectaría a su negocio. “Nosotros tenemos un contrato de gestión que nos vincula a los edificios independientemente del propietario”, garantiza un portavoz de la cadena filial de Urvasco. A ojos del cliente sería imperceptible.

El Puerta América es, probablemente, uno de los activos más preciados de la constructora vasca. Dos consultores diferentes cifran en 200.000 euros por habitación el precio de mercado del Cinco Estrellas ubicado en el distrito de Chamartín. De 342 estancias, el coste final podría oscilar entre los 65 y los 70 millones de euros.

Menor valor disfruta el Puerta Madrid. El Cuatro Estrellas se encuentra camino del Aeropuerto de Barajas y los mismos analistas lo tasan en aproximadamente 180.000 euros por habitación. Con 194 camas, el precio rondaría los 35 millones de euros.

En los últimos dos años, Urvasco ha visto como las deudas han golpeado la rama hotelera. El concurso de acreedores le ha obligado a deshacerse del Gran Domine, en Bilbao; el Silken Málaga -en manos de HI Partners-; el Ciudad de Gijón; el Silken Diagonal --ahora de Bank of America-- y el Silken Puerta Castilla --propiedad de Hotusa--.

El cambio de manos ha significado en ocasiones la pérdida de la marca Silken. “Podemos perder más hoteles”, reconocía Javier Tobar, consejero delegado de la compañía turística, en una entrevista a Cerodosbé concedida en julio.

Sin embargo, el ejecutivo rechazaba la posibilidad de que se produzca un descalabro. Actualmente, 14 de los 34 alojamientos que gestiona son propiedad de Urvasco, la sociedad en problemas -con unas deudas que alcanzaron los 600 millones, según publicó La Vanguardia en su momento-. “No sé si vamos a mantener todos los establecimientos que están en concurso”, admitía..