El Waldorf Astoria cerrará sus puertas (pero volverá en dos años)

Una de las entradas del Waldorf Astoria, decorada en estilo art decó.

El Waldorf Astoria cerrará sus puertas (pero volverá en dos años)

El hotel más emblemático de Nueva York se someterá a una profunda renovación. Repasamos los momentos más importantes de su historia

Con 85 años a cuestas, el Waldorf Astoria se ha convertido en el hotel con más glamour de Nueva York. Aunque su propiedad es del grupo chino Anbang (por el que han pagado 1.950 millones de dólares), Hilton lo administrará durante los próximos cien años.

Por sus pasillos y habitaciones han pasado presidentes, estrellas de cine, deportistas, millonarios, cazadores de fortunas, líderes mundiales y políticos en exilios dorados.

En marzo cerrará por dos años, y emprenderá una profunda renovación de su interior, que incluso llevará a que muchas habitaciones se conviertan en condominios independientes. Pero dado su alto valor histórico, todas las reformas estarán supervisadas por una comisión estatal, que vigilará que se mantenga la estética de las tres primeras plantas, donde se encuentran los salones más importantes.

Esta galería, publicada en Business Insider, repasa algunos momentos claves de su legendaria historia:

waldorf1

10 Los inicios -- Brindis en las alturas


El Waldorf Astoria en realidad eran dos hoteles separados, fundados por dos primos: William Waldorf Astor y John Jacob Astor IV, que los levantaron en el cruce de la Quinta Avenida con la calle 33. Demolidos en 1929 para dar paso al Empire State, el nombre Waldorf Astoria fue vendido por un dólar a Lucius Boomer, que construyó el actual edificio frente al Central Park.

waldorf3

9 Servicio de habitaciones -- Los primeros del mundo


Entre los diversos hitos del hotel se cuenta la creación del servicio de habitaciones, que en sus inicios ofrecía la posibilidad que sea llevado a la misma cama del huésped.

waldorf4

8 La ensalada Waldorf Astoria -- Sí, se inventó aquí


La famosa ensalada Waldorf Astoria fue creada en la cocina del Peacock Alley, uno de los tres restaurantes del hotel. Con manzana, nueces, mayonesa y apio, la receta se expandió por todo el mundo.

waldorf6

7 Sus salones -- Sólo para ocasiones especiales


Los salones del Waldorf Astoria han acogido a toda clase de eventos, desde lanzamientos de campañas presidenciales hasta banquetes oficiales, como este ofrecido en honor de la reina de Gran Bretaña, Isabel II. Los bailes de presentación en sociedad eran una de las citas obligadas de la aristocracia de Nueva York.

waldorf7

6 Las suites intermedias -- La elegancia con un toque decadente


El toque ligeramente decadente se mantiene en la decoración de sus suites, muchas con vistas al Central Park. Su precio va desde los 170 a los 270 euros en las de categoría intermedia, y las más pequeñas tienen 40 metros cuadrados.

waldorf8

5 Las suites superiores -- Pertenecer tiene sus privilegios


Las suites de categoría superior tienen un dormitorio y un salón aparte. Las más económicas cuestan 680 euros la noche, y las del penthouse se pagan hasta 4.000 euros la noche. Muchos empresarios y artistas han comprado apartamentos privados en la torre superior del Waldorf Astoria.

waldorf9

4 Los lobbies -- Entra según tu status


El Waldorf Astoria cuenta con tres entradas, que en un principio, se dividía por categorías: la del Park Avenue era para mujeres y niños, mientras que la de la avenida Lexington era usada por los hombres que querían llegar rápidamente al salón Peacock Alley, donde se permitía fumar. En tanto, la entrada de la calle 49 era para los huéspedes que se alojaban en las torres, donde se encuentran las habitaciones más exclusivas.

waldorf10

3 Los famosos -- Caprichos y soluciones


Frank Sinatra (aquí con Ronald y Nancy Reagan) era un huésped habitual. El personal del Waldorf Astoria se encargaba, cada mañana, de llevarle el pan de la panadería Vesubio, que está a una considerable distancia hacia el sur de Manhattan. Cada tanto, el cantante se iba de copas con algún empleado del hotel. Muhammad Alí sólo quería ser atendido por mujeres en la recepción (y era sumamente amable con ellas), y la lista de extravagancias de varios huéspedes es, en la mayoría de los casos, mantenida con discreta reserva por parte del personal.

waldorf11

2 Un cóctel en el bar -- Décadas de conocer los gustos


Sonny Koltovski ha trabajado en el Sir Harry's Champagne Bar durante 35 años. Allí ha servido copas y cócteles a toda clase de huéspedes, como Roger More, Jerry Seinfeld, los Allman Brothers, Angelina Jolie, Brad Pitt, y una larga lista.

waldorf12

1 El futuro -- La elegancia ante todo


Ahora el Waldorf cerrará por dos años. Sus trabajos de remodelación estarán celosamente vigilados por una comisión que preserva el patrimonio histórico, y cuando reabra sus puertas, se espera que recupere el glamour de ser uno de los hoteles más exclusivos del mundo.