Estos serán los protagonistas del mercado hotelero en 2017

La terraza del Hotel Silken Diagonal.

Estos serán los protagonistas del mercado hotelero en 2017

Deloitte señala los principales animadores de la compra-venta de establecimientos en los próximos meses

Carles Huguet

BARCELONA

27/04/2017 - 06:00h

Si el 2016 ha sido un año de récord, en 2017 el ritmo no va a detenerse, o eso dicen los expertos. La consultora Deloitte augura una temporada movida en la compraventa de hoteles. Impulsados por las ciudades secundarias, los inversores ya preparan un ejercicio para hacer caja con el ladrillo ante la escasa rentabilidad de los depósitos y la volatilidad de la bolsa.

Barcelona se ha tornado una plaza prácticamente imposible ante el ‘cerrojazo’ de licencias turísticas decretado por el Ayuntamiento. Quién tiene un permiso tiene un tesoro y los precios de los alojamientos en marcha se han disparado hasta tal punto que ponen en duda la rentabilidad de los proyectos. Algo parecido sucede en Madrid, donde ya resuenan los tambores de limitaciones a la actividad y el mercado se mantiene a la expectativa.

A pesar de que las operaciones ordenadas han quedado relegadas por las conversaciones de pasillo, los cafés y las ofertas informales, desde Deloitte se atreven a dar una lista con los agentes protagonistas de la compraventa de hoteles a lo largo de 2017-

Los primeros nombres que salen a la palestra son los de Silken y Meliá. El primero verá como el Silken Diagonal, propiedad de Bank of America, cambiará de manos en el próximo año. Si bien la transacción pareció cerrada a Benson Elliott por un precio de 80 millones. No obstante, las cifras hacían tambalear la viabilidad de recoger beneficios con el establecimiento. El segundo ha colocado en el escaparate más de 2.000 habitaciones repartidas en 4 complejos que posee de la mano de Starwood Capital en una joint venture.

Otro de los personajes del 2017 será Millenium Hotels Real Estate, una socimi liderada por algunos de los pijos de España como Javier Hidalgo, flamante consejero delegado de Globalia, y Rosauro Varo. Según prometieron en su momento, la capacidad de inversión de la que presumían alcanzaba los 400 millones. Be Live Hotels, la hotelera del grupo turístico de Hidalgo podría ser la gran beneficiada del vehículo al operar los alojamientos comprados por la sociedad.

Mientras, la otra gran rama de actividad llegará de la mano de las carteras de deuda que las entidades bancarias han puesto a la venta en los últimos meses. El proyecto Sun, hasta hace poco de Caixabank, el proyecto Whale, del Popular; yel proyecto Traveller, del Sabadell, animarán a aquellos inversores en busca de saldos.

Precisamente el sector tiene muchas esperanzas en el Sabadell y en su fondo hotelero HI Partners. Si en lo que va de año ya ha adquirido el hotel Meliá Villaitana, en Benidorm, se espera que su voracidad no cese en los tres trimestres restantes.