Así quiere convertirse Expo Hotels en una nueva cadena

Una imagen aérea del Hotel Princesa Sofía.

Así quiere convertirse Expo Hotels en una nueva cadena

La hotelera de Jordi Mestre, vicepresidente del FC Barcelona, encara el futuro bajo un nuevo nombre: Selenta Group

Carles Huguet

MADRID

20/01/2017 - 05:36h

Más de cuarenta años después, Expo Hotels muda de piel. Las más de 3.000 habitaciones que la cadena del vicepresidente deportivo del FC Barcelona, Jordi Mestre, tiene repartidas por el archipiélago canario, Barcelona y Valencia cambian de nombre. “Hemos reposicionado los hoteles hacia un segmento más alto”, explica el consejero delegado, Ramon Borrell. Expo Hotels es ahora Selenta Group.

“Se ha reorientado la filosofía del grupo, huyendo de la facturación por volumen y pensando en el cliente de un perfil más alto”, contextualiza. “El objetivo es ahora aumentar el valor añadido que podemos ofrecer”, añade. No sólo a nivel hotelero; la nueva matriz también englobará los negocios de restauración de la familia.

De este modo, la cadena trabaja en dos líneas de acción. En primer lugar, busca oportunidades en ciudades reconocidas a nivel internacional como “París, Londres o Nueva York”. Pese a estudiar operaciones en la actualidad, Borrell reconoce que es un proyecto a medio plazo, por lo que no se esperan novedades a lo largo de 2017.

Mientras, la compañía reinvierte sus beneficios en mejorar y renovar la planta hotelera actual, como sucede en estos momentos en el Sir Anthony, un hotel boutique en Tenerife. “Estamos registrando los mejores márgenes de beneficios de la historia”, celebra. Los números, eso sí, todavía no alcanzan los de los tiempos de bonanza previos a la crisis económica.

En 2016, la sociedad ganó dinero aunque rebajó la facturación un 7% hasta los 130 millones de euros. “Es una muestra más de que no buscamos los números sino la calidad”, defiende el ejecutivo. También puede influir que, durante parte del año, la joya de la corona del grupo, el Princesa Sofía, haya funcionado a medio gas hasta su cierre temporal en otoño.

Como avanzó Cerodosbé hace más de un año, el inmueble de la Avenida Diagonal barcelonesa prepara un lavado radical de imagen. Parco a la hora de ofrecer detalles de la reforma, Borrell augura “un concepto hotelero totalmente nuevo, muy diferente a lo que había sido hasta ahora”. Según un informe elaborado por PwC, el coste de la remodelación rondará los 30 millones de euros. El portavoz, pero, no confirma el dato.

Bajo las ordenes de Jordi Maestro, hasta el momento director del Hotel Omm, el establecimiento aspira a volver a convertirse en un referente de la ciudad. La cadena entona el mea culpa en la decadencia del alojamiento frente a la cada vez más potente oferta de lujo en la capital catalana. "No se ha invertido durante muchos años, y eso ha golpeado la competitividad", justifica.

Por ello, el Sofía, que también cambiará ligeramente de nombre, presenta pérdidas durante el último lustro. Con los números rojos en la mano, la cadena realizó 35 despidos, además del ERE temporal durante la clausura del edificio.