Hesperia dispara a Mobus: "Confunde sus pretensiones con la realidad"

El hotel Hesperia de Bilbao.

Hesperia dispara a Mobus: "Confunde sus pretensiones con la realidad"

José Antonio Castro, copresidente de NH Hotel Group desmiente a HNA, que aseguró haber consensuado el cese del consejero de Alfredo Fernández, representante de Oceanwood en el Consejo

Carles Huguet

Barcelona

15/06/2016 - 10:00h

Más leña al fuego tras el último Consejo de Administración en NH Hotel Group. Después de que HNA intentara cesar a Alfredo Fernández, representante de Oceanwood en la cúpula de la hotelera, por alentar la existencia de un conflicto de intereses tras la compra de Carlson Rezidor por parte del grupo asiático, Hesperia y los socios chinos han entrado en un cruce de declaraciones. Ahora, la cabeza visible de la conocida hotelera de sol y playa, José Antonio Castro, ha agriado todavía más el tono de la discusión. 

Primero fue el copresidente Castro el que tachó a Charles Mobus -su homólogo en la compañía- de utilizar el gabinete para sus intereses personales. El anglosajón contestó que todas las decisiones tomadas, como cambiar el Orden del Día a falta de pocas horas para el encuentro, fueron acordadas en una cena el día anterior. Este martes, en declaraciones a Cerodosbé, el consejero de Hesperia zanja: "Mobus confunde sus pretensiones con la realidad".

Jamás se pactó nada

El directivo español confirma la existencia del ágape, pero se desmarca de las teorías conspiranoicas de HNA. "Jamás se consensuó nada, yo sólo le advertí de que con los cambios que quería implementar se avecinaba un consejo agresivo para la sociedad", advierte. Y así fue, Ni los dos representantes de Hesperia ni el de Oceanwood acudieron al encuentro, convocado para las 17:00 del pasado 8 de junio.

Según explicaron fuentes del mercado a Cerodosbé, Mobus añadió el cese de Alfredo Fernández a las 14:39, sólo 2 horas y 20 minutos antes del inicio del consejo. La modificación fue notificado por correo electrónico a sus colegas. 

En la diezmada reunión se acordó la creación de la comisión del conflicto de intereses, dirigida por los consejeros independientes. "Es prácticamente una pantomima que sólo durará hasta el próximo martes, cuando se celebre la Junta de Accionistas", explica. Mientras, Mobus asegura que ofreció a Castro la posibilidad de que el grupo fuera dirigido por los representantes hostiles con la adquisición. "Le transmití que HNA no tenía objeción alguna y que, dado que los consejeros dominicales de HNA no participarían en la discusión y votación de este punto por razones obvias, debía comentar su posición con el resto de los miembros del Consejo", señaló en un comunicado.

Sin ninguno de los rebeldes, el fondo chino se comprometió a abandonar el Consejo de Administración si completa la adquisición del Grupo Carlson y su participación en Rezidor, algo que deberá realizar antes de acabar 2016.

Pese al ofrecimiento, las decisiones no hacen más que alimentar la denuncia de Castro: "Se celebró un consejo irregular". Además, ya ha puesto en manos de sus abogados. "Si emprendemos acciones legales lo decidiremos tras la Junta", sentencia.

El apoyo de "todos los fondos"

El copresidente de NH es tajante a la hora de asegurar que se posicionará a favor de la existencia de un conflicto de intereses para los consejeros de HNA. "No sólo somos Oceanwood y nosotros", avisa. "Contamos con el apoyo de todos los fondos y accionistas minoritarios, incluso la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas se ha pronunciado a nuestro favor".

Se resiste a dar nombres, pero, a ya son conocidos Henderson, con un 4,5%, y Schroeders, con el 2,5%. Sumados al 20% que aglutinan Hesperia -9%- y el fondo británico -11%-, los accionistas que han dado un paso contra el dominio asiático alcanzan el 27% de la propiedad; dos puntos y medio menos que el 29,5% del que disfruta el grupo chino. Pese a la aparente minoría, hay fuentes que aseguran que el 42% del capital se ha postulado contra la participación mayoritaria.

Breve historia del conflicto

Oceanwood fue el primer defensor de la existencia de un conflicto de intereses para los consejeros de HNA. Tras intentar analizar el asunto en pasados Consejos de Administración, propuso debatirlo en la Junta de Accionistas del próximo 21 de junio y, tras unos primeros pasos titubeantes, recibió el apoyo de Hesperia. 

Ahora, los accionistas díscolos intentan convencer al resto de participaciones minoritarias para que en un futuro no se realicen acuerdos entre Carlson Rezidor -competidora de la empresa española en mercados como Alemania, Bélgica y Holanda- y NH que puedan ser contrarios a las perspectivas de la cadena española. En esta línea, Wolfgang Neumann, consejero delegado de Rezidor, ya advirtió que la intención del fondo chino era la de crear "una compañía global".​