Hilton vuelve al centro de Madrid 40 años después

Una habitación del futuro Doubletree by Hilton Madrid-Prado.

Hilton vuelve al centro de Madrid 40 años después

La hotelera estadounidense abrirá este mismo año el Doubletree by Hilton Madrid-Prado mientras otea nuevas oportunidades en la capital de España

Carles Huguet

BARCELONA

10/11/2016 - 08:15h

Regreso al lugar donde empezó todo. En 1953, Hilton abrió su primer hotel fuera de los Estados Unidos. Fue en Madrid, en el número 49 del Paseo de la Castellana, pero el romance duró apenas 20 años, hasta que Intercontinental se hizo con el establecimiento. Cuatro décadas después, la cadena estadounidense se prepara para asaltar de nuevo el centro de la ciudad con la apertura del Doubletree by Hilton Madrid-Prado antes de que acabe 2016.

Prevista su inauguración en verano, la empresa espera contar con los permisos de apertura este mismo mes de noviembre. El inmueble será gestionado en régimen de franquicia de la mano de la familia Pérez Gil, que ha asumido la reforma necesaria. La estirpe cuenta con un amplio bagaje en el sector, pues también posee un Ibis y dos Mercure repartidos entre la capital y Barcelona.

La estancia contará con 61 habitaciones y suites y se ubica en la Calle San Agustín. "Tenemos unas expectativas tremendas con el hotel", explica Carlos Miró, director de Desarrollo para España y Portugal de Hilton Corporation. "Que los otros propietarios vean lo que generará este establecimiento nos ayudará a crecer en Madrid", añade. Hasta el momento, la compañía se conformaba con un solo alojamiento en la ciudad, el Hilton Aeropuerto, a apenas 3 kilómetros de Barajas.

La restauración irá de la mano del estrellado Kabuki, de inspiración japonesa y mediterránea

El flamante inmueble también hará referencia al aeródromo. Para dinamizar la oferta gastronómica, la cadena ha firmado con Kabuki, un restaurante que mezcla la cocina japonesa con la mediterránea y que presume de una estrella Michelin. En el establecimiento, la firma desembarcará de la mano de Kirei by Kabuki, un servicio más rápido y sin tantas filigranas que ya opera en la instalación aérea.

Así, Hilton reafirma su apuesta por Doubletree, una de las insignias del grupo que mejor acogida ha tenido en España. Con cinco aperturas en un lustro, "nos funciona muy bien para las reformas de hoteles existentes que ya están en buen estado", ilustra Miró. Un modelo no tan exigente como Hampton, Garden Inn y Hilton.

Este año, Hilton también ha abierto un Curio en Ibiza

Mientras, la cadena acelera para cerrar dos nuevas operaciones en la Península Ibérica antes de acabar el año: una en el segmento urbano y otra en un destino de sol playa. Sería el colofón a doce meses en los que la hotelera ha logrado desembarcar en Ibiza de la mano de Curio, una de las marcas más lujosas del grupo.

Bajo el nombre de Gran Hotel Montesol Ibiza, Curio Collection by Hilton, el alojamiento se firmó a principios de 2016 y ya abrió al público a finales de agosto. El pequeño hotel de 33 habitaciones fue diseñado por Lázaro Rosa Violán, que también pilota la decoración en H10 Hoteles. 

"Vemos muchas oportunidades con la marca Curio", advierte el ejecutivo. "Hoteles de renombre y con cierta solera que puedan ser reconvertidos, pues también somos bastante flexibles con las reformas siempre que tengan los estándares de un cinco estrellas que roza el lujo", añade. El problema, como siempre que se pisa la gama alta, es que las operaciones son lentas y costosas de cerrar.

Hilton cuenta ahora mismo con 14 hoteles en la Península Ibérica --15 de contar con la próxima apertura en Madrid--. Tres son operados bajo contratos de gestión, diez en franquicia y dos en alquiler.