KKH naufraga de nuevo en su empeño de tener un hotel en Barcelona

Fachada del Hotel Montecarlo en Las Ramblas

KKH naufraga de nuevo en su empeño de tener un hotel en Barcelona

El fondo, que ya trató de construir un establecimiento de lujo en la vieja sede del Deutsche Bank, transformará el Hotel Montecarlo en un local comercial

Carles Huguet

BARCELONA

26/09/2016 - 08:00h

El fondo inmobiliario KKH se quedará, de nuevo, con las ganas de tener un hotel en Barcelona. Hace un año, la moratoria de licencias turísticas de Ada Colau echó por tierra la construcción de un Four Seasons en la antigua sede del Deutsche Bank -en lo alto del Paseo de Gràcia-. Para sortear el 'cerrojazo' se hicieron con el histórico Hotel Montecarlo, en Las Ramblas, que ya contaba con los permisos. Sin embargo, las habitaciones del inmueble tampoco acogerán nuevos huéspedes. 

Según ha podido saber Cerodosbé, el grupo ha solicitado una licencia de obras para rehabilitar el edificio y destinarlo finalmente a uso comercial. Un cambio de planes para la dirección del fondo que, si bien jamás descartó la apertura de una tienda, aspiraba a tener, al fin, un alojamiento en la concurrida ronda barcelonesa.. 

La remodelación no era sencilla, pues la finca está catalogada como Bien de Interés Urbanístico. Por ello, el proyecto ha tenido que pasar por los despachos de la Dirección de Patrimonio y la Comisión de Cultura de la Generalitat de Cataluña, que le han dado el visto bueno. 

"El Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos no sólo prohíbe las nuevas aperturas hoteleras, también las reformas de calado, por lo que conseguir una licencia era una tarea muy complicada pese a que todavía no haya entrado en vigor"

Mientras, KKH ha declinado realizar comentarios para este medio hasta que el proyecto no se haya concretado. En la misma línea, fuentes del sector explican que todavía no habría ninguna compañía seleccionada para explotar de forma comercial el local.

Las mismas voces justifican el cambio de planes: "El alojamiento necesitaba una renovación integral si quería ser competitivo". "El nuevo Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) no sólo prohíbe las nuevas aperturas en la zona, también las reformas de calado, por lo que conseguir una licencia era una tarea muy complicada pese a que todavía no haya entrado en vigor", señalan.

Tras el cambio de uso, se sumará a la larga lista de históricos comercios de Barcelona que cierran sus puertas en detrimento de grandes marca

Además, desdramatizan el contratiempo. "Quedarse sin el Four Seasons en la vieja sede del Deutsche Bank sí que fue un percance importante", recuerdan. "Ahora, en cambio, abrir un local comercial en el corazón de Las Ramblas también le reportará altas rentabilidades", comparan.

KKH adquirió el Hotel Montecarlo el pasado mes de octubre por un precio que rondaba los 20 millones de euros. Abierto en 1910, el establecimiento de 51 habitaciones era uno de los clásicos de la ciudad. Tras el cambio de uso, se sumará a la larga lista de históricos comercios de Barcelona que cierran sus puertas en detrimento de grandes marcas.

Liderado por Josep Maria Farré, antiguo consejero delegado de Renta Corporación, el fondo ha comprado en los últimos tres años al menos siete edificios en la capital catalana con la intención de convertirlos en alojamientos de lujo para alquilarlos a una cadena internacional y posteriormente venderlos. Por el momento, ya lleva errados dos disparos.