La apuesta china por los hoteles

El ex director general de NH, Federico González, saluda al presidente de HNA, Bai Haibo. El grupo chino es uno de los mayores inversores mundiales en hoteles. / EFE

La apuesta china por los hoteles

Las inversiones en el sector se han duplicado en el último año

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

26/03/2017 - 19:12h

China está decidida a desplazar a Estados Unidos como líderes del negocio hotelero, y para ello no escatiman en invertir grandes sumas de dinero en el sector. En el 2016 han destinado 8.700 millones, el doble de lo invertido durante el 2015, según asegura el informe ‘Global Hospitality Insights’, de la consultora EY.

En realidad estas cifras corresponden hasta el mes de noviembre, pero para EY, en el 2017 se volverá a superar este récord, aunque no precisa cuál es el techo de las inversiones chinas.

Los buenos negocios del gigante asiático se impulsan por la rentabilidad del sector hotelero chino, las sinergias que establecen con las agencias de viaje y las aerolíneas del país, y por la desregulación del sector asegurador. Esta es una estrategia que ha mantenido HNA, que además de ser el principal accionista en la hotelera NH tiene participaciones en aerolíneas, bancos, patrimonio inmobiliario, servicios financieros y empresas de logística.

Las posibles devaluaciones del yuan aceleran las inversiones

Las futuras inversiones chinas en el extranjero se focalizarán en las ciudades con mucho tráfico de visitantes y pasajeros en los aeropuertos. Quizás los hombres de negocios encuentren más trabas por parte del gobierno de Beijing, que analiza aplicar medidas para limitar la salida de capitales.

En este sentido, las posibles devaluaciones del yuan lleva a que los inversores aceleren sus decisiones de compras en el exterior antes que la moneda baje más de valor.

Las inversiones chinas realizadas el pasado año se centraron en mejorar transacciones y 'joint ventures' así como en empresas que le podían otorgar un reconocimiento de marca. Los inversores dirigieron sus negocios fundamentalmente a ciudades claves como Nueva York, Londres, San Francisco y Chicago, indica el informe de la consultora.