La definición del lujo según Marsella

Hotel Intercontinental de Marsella

La definición del lujo según Marsella

El Hotel Intercontinental de Marsella destaca por sus excelente atención, la amplitud de sus cuartos y las fascinantes vistas sobre el puerto de esta ciudad marítima francesa.

Zane Silver

Le blog de Zane

09/07/2016 - 19:00h

Cerodosbé presenta a Zane Silver, uno de los bloggers de hoteles de lujo más importantes del mundo. La revista Time distinguió a su blog como uno de los más influyentes en el mundo de la hostelería, y sus visitas y evaluaciones de hoteles de lujo son leídas por miles de seguidores en todo el mundo. En la primera colaboración con Cerodosbé, presenta el Hotel Intercontinental de Marsella.

He tenido la oportunidad de conocer el Hotel Intercontinental de esta ciudad francesa, e inmediatamente quedé cautivado por la belleza del lugar. No sólo por la fachada clásica del hotel, sino también por las vistas impactantes del puerto que se capturan desde su terraza.

He llegado en coche, y me sentí muy bien recibido: el personal te abre la puerta, lleva tu equipaje para el cuarto, y te convida con una copa de champagne mientras contemplas las vistas del puerto.

 

El diseño es excepcional. Los cuartos, el spa, el bar, las vistas, todo se acerca a la perfección. Los cuartos son amplios y cómodos, con un buen aislamiento sonoro, y la cama es de dimensiones generosas. El personal ha sido sumamente atento durante las dos noches de estadía.

El desayuno es delicioso, y de una gran abundancia. Si uno tiene aires de deportista, se puede sentir a sus anchas con el spa y la piscina cubierta. Además, allí hay un solarium que cuenta con productos de Clarins, por lo que el lugar es muy recomendado para ir en pareja o tener un magnífico Día de los Enamorados. Y para quien le guste salir de excursión, se ofrecen paseos en exclusivos cruceros que zarpan desde el Puerto Viejo, con una cabina exclusiva para salir directamente hacia el mar.

En síntesis: ha sido un placer alojarme en el Hotel Intercontinental: el servicio de habitaciones y el spa han sido perfectos, y perdón que insista con las hermosas vistas de la terraza. Sin duda es el mejor hotel de Marsella en que me he alojado.

Puntos a favor:

  • Cuartos espaciosos
  • Impactantes vistas del puerto de Marsella
  • Establecimiento muy acogedor

Puntos en contra:

  • Tuve que esperar demasiado tiempo en el restaurante

Puntuación final: 18/20