La estrategia de NH Hotel Group en Cuba

La fachada del hotel NH Capri, en La Habana.

La estrategia de NH Hotel Group en Cuba

La hotelera busca ampliar su presencia en La Habana mientras rechaza proyectos en Varadero y los cayos del país

Carles Huguet

ACAPULCO

06/04/2017 - 06:00h

El despertar turístico de Cuba ha atraído las miradas de todo el planeta. Si bien ya se trataba de un destino consolidado, el deshielo con Estados Unidos –a la espera de una declaración de Trump que lo eche por tierra— ha convertido el país en una oportunidad de inversión para las hoteleras de todo el planeta. Pese a la creciente competencia, las firmas españolas tienen claras que no están dispuestas a hacer locuras.

Así lo manifiestan representantes de NH Hotel Group, la segunda mayor cadena de la Península Ibérica, en la feria Tianguis Turístico celebrada en Acapulco. Presentes en el archipiélago desde el año 2014, la cotizada peina La Habana con tal de implementar la marca NH Collection o incluso la marca Nhow en el territorio.

La compañía se mantendrá fiel a sus orígenes y no abandonará el espíritu urbano que la caracteriza en ambos lados del Atlántico. “Nos han ofrecido proyectos en zonas como Varadero y los diferentes cayos del país que hemos rechazado por no adecuarse a lo que necesitamos”, explican a Cerodosbé.

La expansión se realizará a paso lento debido a las dificultades de encontrar un inmueble en condiciones. De hecho, las mismas voces lamentan que en la mayoría de ocasiones es más rentable derribar el bloque existente y volver a construir desde cero que rehabilitar los edificios en mal estado.

En la actualidad, NH sólo cuenta con un establecimiento en el archipiélago caribeño. En 2014 se hizo con el icónico hotel Capri, de 220 habitaciones y convertido en un símbolo de La Habana durante los años 60. Declarado Patrimonio Nacional, el lugar fue un punto de reunión de gánsteres y llegó a ser mencionado en la película El Padrino.

No obstante, Cuba no es el único punto de interés de la cadena en el mar Caribe. México se posiciona como el destino favorito para acoger el segundo Nhow –la marca más cool de la empresa— de América. Como ya explicó Cerodosbé, Ciudad de México y Guadalajara son las dos ciudades con más posibilidades y ya cuentan con algunas negociaciones en marcha.

En este caso, la principal traba era el precio del suelo, que frena el desarrollo de una marca que necesita de varios miles de metros cuadrados. La opción que barajan es la de encontrar un socio que, además de erigir el hotel, sea el poseedor del solar.