La mejor bienvenida en Burdeos

La mejor bienvenida en Burdeos

El hotel Yndo, en un palacete de Burdeos, hace sentir al invitado como si estuviera en casa de unos amigos, con una bienvenida acogedora y confortable

Zane Silver

Le blog de Zane

Burdeos

17/07/2016 - 09:00h

El hotel Yndo, en un antiguo palacete rehabilitado en el centro de Burdeos, que se ha convertido en un destino preferencial para empresas y directivos. Foto: Archivo

¡Qué sorpresa cuando llegué al hotel Yndo, en Burdeos! No conocía a esta ciudad del suroeste de Francia, pero cuando pude hacerlo, me he quedado gratamente impactado por su belleza. Definitivamente es una ciudad en la que podría vivir.

El hotel, que se encuentra cerca del centro, ofrece una cálida bienvenida al huésped, donde el confort y el lujo son las primeras palabras en las que uno piensa al conocerlo.

Cuando traspasé el porche de entrada, pensé que suerte que tenía en dedicarme a conocer hoteles de lujo, porque tenía la oportunidad de conocer a sitios como el Yndo, donde el ambiente de amabilidad está siempre presente. El lugar hace sentir como si se estuviera en casa de unos amigos, que te reciben con gran gusto. Además, el hotel presenta abundantes detalles que hacen que una estadía sea inolvidable

Las habitaciones son amplias y también muy luminosas. Cada cuarto presenta un estilo diferentes, con diversas atmósferas y mobiliarios. Los toques finales del hotel reflejan el grado de implicación del dueño con el establecimiento. En cada habitación sentirás una atmósfera amigable, una brisa de aire que convierten al hotel en un sitio encantador.

El desayuno lo he tomado en un pequeño salón llamado el ‘boudoir’ (tocador), y ofrecen un menú delicioso: buffet de frutas, una amplia variedad de pasteles caseros y mermeladas, zumos naturales, una selección de pastas, huevos, y un imperdible pastel de manzanas hecho a mano. Era un sinfín de platillos, ¡y yo tampoco quería terminar de elegir!

Y no puedo olvidarme de un cuarto muy original, con una gran bañera en suite, y que nos habían preparado con una atención especial. Este detalle era algo sublime, porque se convertía en un oasis de paz, con un diseño relajante y una decoración acogedora.

Puntos a favor:  

  • La belleza del edificio
  • Un desayuno incomparable
  • Bienvenida muy cálida

Puntos en contra:

  • Pocos artículos de tocador en el baño

Puntuación final: 19/20

yndo1
yndo4
yndo5
yndo6
yndo7