La venta frustrada de los hoteles de la familia Cadarso

El barcelonés Hotel Monument.

La venta frustrada de los hoteles de la familia Cadarso

La estirpe relojera puso al mercado durante semanas el Condes, el Monument y el Fonda España por un precio que rondaba los 200 millones de euros

Carles Huguet

Barcelona

07/06/2016 - 10:00h

Tres alojamientos icónicos de Barcelona salieron al mercado durante semanas. En los corrillos de inversores no se hablaba de otra cosa que de la venta de los hoteles Monument, Condes y Fonda España, propiedad de la familia Cadarso. Aunque a un precio prohibitivo, parecía que la parte favorable a vender se había impuesto al grupo partidario de seguir con la actividad turística.

Según explican dos analistas diferentes, el precio inicial oscilaba los 200 millones de euros. “Una manera de salir al mercado muy poco profesional por un paquete de apenas 290 habitaciones”, lamenta uno de ellos. El coste por metro cuadrado se ha disparado en Barcelona desde el inicio de la moratoria hotelera y, según calcula El País, el importe por estancia alcanza los 800.000 euros frente a los 300.000 que podría valer en condiciones normales.

Cisma familiar

Dos hoteleros del segmento del lujo señalan que se produjo un cisma familiar a la hora de sacar al mercado el trío de inmuebles. Al más puro estilo Freixenet, las ramas familiares se enfrentaron sobre el futuro de la firma. Incluso desde el sector se advierte de que se sondeó a JLL para que pilotara la operación, algo que han negado desde la consultoría inmobiliaria.

El runrún sobre el futuro del negocio hotelero de la familia Cadarso cuando se decidió separar el hotel Condes –el emblema de la pequeña cadena- en dos alojamientos diferentes. Además, a nivel societario se decidió finiquitar la empresa Hotelcon 96, que englobaba toda la actividad del sector. En su lugar, se constituyeron tres sociedades, cada una para uno de los establecimientos de la compañía.

Al trocear la propiedad, se facilitaba la venta por separado de los inmuebles. Sin embargo, esta vez parece que "va de farol" y tras varias semanas en las que incluso “los hoteleros se paraban por la calle para comentarlo”, la familia decidió retirar el cartel de ‘se vende’ de las fachadas de sus hoteles.

Una propiedad dividida

La actividad hotelera de los Cadarso está dividida en tres empresas: Hotel Condes 2015 SL, Hotel Monument Barcelona 2015 SL y Hotel España Barcelona 2015 SL. Las tres penden de la matriz Sucesores de A Cadarso SL, propiedad de los herederos del patriarca de la familia, Antonio Cadarso.

A nivel accionarial, Julia Gómez, viuda del fundador del negocio, posee el 55% de la sociedad. Mientras, los tres hijos del matrimonio, Miguel Ángel, José Antonio e Inmaculada Cadarso se reparten el 45% restante en partes iguales.

Del mismo modo, la tercera generación ya ha asumido los principales cargos de responsabilidad y Jaime Carreño -hijo de Inmaculada- dirige el Hotel Condes. El Hotel Monument, por su parte, está dirigido por Mónica Cadarso. Preguntada por Cerodosbé, la ejecutiva ha querido salir el paso de lo que aseguran cuatro fuentes distintas y ha desmentido “categóricamente que ninguno de nuestros hoteles haya sido puesto a la venta en ningún momento”.

Una inversión a la espalda

El grupo hotelero inauguró la última semana de marzo el Hotel Monument un cinco estrellas gran lujo en pleno paseo de Gracia. Ubicado en el palacete Casa Enric Batlló, que data de 1895, la inversión para su puesta a punto rondó los 13 millones de euros. Unas obras que consistieron en la reducción del número de habitaciones -de 109 a 84- y que han contado con la participación de los arquitectos Carles Bassó y Tote Moreno y la colaboración de Oscar Tusquets.

La restauración es uno de los puntos fuertes del alojamiento, pues llega de la mano de estrellado Martín Berasategui. Con siete insignias Michelin, estará al frente del Lasarte y el Oria, los dos restaurantes del hotel. En 2010, el Grupo Cadarso ya invirtió 5,3 millones de euros en reposicionar el Hotel Fonda España. Situado junto al Liceo, la familia ascendió al alojamiento de las dos a las cuatro estrellas.

¿Quiénes son los Cadarso?

El tridente de establecimientos es propiedad de la familia Cadarso, vinculada a la relojería y la joyería en España y Portugal. La estructura está liderada por Julia Gómez, viuda de Antonio Cadarso. Tras ella, los tres hijos del matrimonio. La familia explota las marcas Radiant y Watx. Además, tiene las licencias en diversos negocios con otras empresas de firmas tan conocidas cómo Armani, Burberry, Diesel y Adidas