Las ganancias de Meliá sorprenden hasta a los analistas

Imagen del futuro complejo Ghoo, en Irán, donde Meliá abrirá su primer cinco estrellas en el país.

Las ganancias de Meliá sorprenden hasta a los analistas

La hotelera logra rebajar la deuda a hasta los 542 millones y presenta unas ambiciosas previsiones de crecimiento

Carles Huguet

BARCELONA

28/02/2017 - 17:34h

Los más de 100 millones de beneficios de Meliá han despertado la euforia en el mercado. Los analistas eran optimistas con las previsiones; no obstante, la realidad ha superado las estimaciones. “Los resultados del 2016 han sido mejores de lo esperado en todas las líneas por una mejor evolución de los ingresos del negocio hotelero”, señalan desde el Banco Sabadell.

El analista Francisco Rodríguez celebra el crecimiento de los ingresos por habitación disponible (RevPar) del 8,8%. De este modo, el beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) supera un 3% las prospecciones realizadas sin tener en cuenta las ventas de activos. En el último trimestre, el porcentaje se dispara hasta el 21%.

Ante las buenas cifras, vislumbra un potencial de crecimiento de la acción superior al 10%​: de los 12,02 euros en los que cerró la jornada del 27 febrero a un precio objetivo de 13,3 euros.

El 2017 se presenta también con buenas perspectivas para la cotizada. Serán claves “la recuperación del negocio en México (17% del Ebitda del grupo) y las buenas perspectivas de crecimiento a doble dígito en el Reino Unido (6% Ebitda) y del 5% en Francia (2% Ebitda)”, enumera Rodríguez. Además, las estimaciones en Cuba (9% Ebitda) también atisban un aumento de los ingresos “de un dígito medio alto”.

Pero la expansión económica también llega impulsada por los establecimientos situados en España. “El vacacional español (15% Ebitda) ha mostrado una evolución muy positiva en el cuatro trimestre de 2016”, recuerda el analista. El fenómeno continuará: “Para el próximo ejercicio el alza de las tarifas rondará entre un dígito medio, en el caso de los touroperadores, y dos dígitos, para los hoteles reformados”. Números muy por encima del 2,3% que dibujaba el Sabadell.

Además, la entidad también celebra la saneada situación financiera de la hotelera balear. La deuda neta ha quedado en 542 millones de euros, por encima de los 524 millones que esperaban los analistas. “En todo caso, se mantiene en unos niveles que consideramos muy holgados y que les permitirá reposicionar alojamientos como han hecho hasta ahora con tan buen resultado”, finaliza.