Los Salazar se deshacen de su último gran hotel

Fachada del Gran Hotel Velázquez, en Madrid. / Google

Los Salazar se deshacen de su último gran hotel

Los ex propietarios del grupo SOS-Cuétara venden por 63 millones el Gran Hotel Velázquez, un clásico en pleno barrio de Salamanca

CERODOSBÉ

Madrid

01/08/2016 - 13:49h

 

Una gran familia venida a menos. Los hermanos Salazar han vendido el Gran Hotel Velázquez de Madrid, el último establecimiento de su cartera, por 63 millones de euros. Este histórico hotel en pleno barrio de Salamanca pasa a manos del Grupo Didra, controlado por la familia Ardid Villoslada, bien conocida en los círculos promotores madrileños, tal y como adelanta este lunes El Economista.

El Velázquez, ubicado en el número 62 de la calle del mismo nombre, es uno de los hoteles clásicos por antonomasia del centro de la capital española. A pesar de la localización privilegiada y el nombre que arrastra, el establecimiento adolece desde hace años de un aspecto poco moderno y relativamente anticuado.

Los Villoslada, que en 2014 crearon una sociedad mercantil centrada en el negocio hotelero, tienen intención de reabrir el hotel tras una profunda renovación, de acuerdo a la información publicada días atrás por El Confidencial. El nuevo establecimiento será un cinco estrellas gran lujo.

Con esta operación, los hermanos Salazar Bello culminan su proceso de desinversión en el negocio. En 2013 vendieron el Hotel Asturias, un hotel en decadencia a escasos metros de la Puerta del Sol. La familia, ex propietaria de la empresa alimenticia SOS-Cuétara, cerró en 2013 Corporación Hispano Hotelera, la sociedad bajo la que gestionaban su cartera hotelera, con unas pérdidas de 7,8 millones de euros.