Meliá amenaza con dejar de invertir en España si suben los impuestos

El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer. / Meliá

Meliá amenaza con dejar de invertir en España si suben los impuestos

El consejero delegado Gabriel Escarrer dijo que si sube la presión fiscal en España destinará las inversiones del grupo a otras plazas

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

24/05/2017 - 18:47h

El consejero delegado de Meliá Hotels, Gabriel Escarrer, lanzó su advertencia al Gobierno: si suben los impuestos dejará de invertir en España. Así lo reflejó en una jornada organizada por la asociación Exceltur, en la que aseguró que si sube la presión fiscal en España “no habrá más remedio que destinar recursos a otros lugares”.

El empresario hotelero se quejó que el grupo tiene presencia en 41 países de cuatro continentes “y es en España donde más pagamos impuestos”.

Escarrer aseguró que quiere mantener la posición predominante de Meliá en el mercado español, pero criticó que las cargas impositivas lastren los resultados de las empresas de la hostelería. El vicepresidente del grupo dijo que los precios y la ocupación de los hoteles alcanzarán los niveles que tuvieron en el 2007, antes de la crisis, pero debido a las cargas impositivas tendrán una rentabilidad menor que una década atrás.

Para Escarrer, la ecostasa es un “error nefasto”

El ejecutivo también cargó contra la ecotasa, la cual calificó como “un error nefasto”, y afirmó que plantear más impuestos es “un modelo perdedor” en el sector.

“La ecotasa no disminuye el número de turistas ahora, pero resta competitividad y cuando las cosas vayan mal, sin dudar caerá el número de visitantes”, dijo.

Escarrera aprovechó el acto para criticar la proliferación de apartamentos turísticos, y criticó que estas modalidades de alojamiento están convirtiendo los cascos históricos en zonas turísticas pero sin vecinos.

En el acto de Exceltur también el consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, presentó a los apartamentos turísticos como “ilegales” y dijo que las políticas de regulación de las administraciones son “irresponsables”. Además aseguró que la inseguridad e insalubridad de estos apartamentos en muchas ocasiones los convierten en "una verdadera ratonera".