Cómo NH piensa ahorrar 10 millones de euros al año

Entrada del NH Collection del Paseo del Prado. CDB

Cómo NH piensa ahorrar 10 millones de euros al año

El grupo hotelero reorganiza su estructura para lograr un resultado de 225 millones de euros

Los resultados de NH Hotel Group del primer trimestre, los mejores en los últimos seis años, han entusiasmado a la cúpula de la empresa. Los balances han revelado que la compañía redujo sus pérdidas hasta casi 25 millones de euros, una disminución del 37,5%.

Para el próximo semestre, el director general del grupo para el Sur de Europa y Estados Unidos, Hugo Rovira, anunció que la compañía piensa poner en marcha la segunda fase de un plan de eficiencia que le permita ahorrar entre siete y diez millones de euros adicionales.

Una de las estrategias para lograr el ahorro buscado, dijo Rovira, es afinar la estrategia en el modelo de gestión, para alcanzar los 225 millones de euros de ebitda.

El directo anunció estos planes en el debate organizado por el Club de Gestión Turística ESADE Alumni, y dijo que estos cambios le permiten tener "más agilidad y capacidad de reacción" en la toma de decisiones.

El plan de eficiencia puesto en marcha por la directiva de NH comprende un plan de reformas de 61 hoteles y reordenar sus establecimientos bajo las marcas NH Hotels, NH Collection, nhow y Hesperia Resorts. También se proyecta aumentar la generación de caja, reducir la deuda, y reorganizar geográficamente la estructura. Para ello, se crearán dos unidades de negocio, con la fusión de las centrales de las filiales española e italiana, y la de Alemania con la de Benelux.

Contra la turismofobia

En la conferencia, Rovira alertó de una posible ‘turismofobia’ en ciudades que evidencian una saturación del mercado, y dijo que el modelo de un turismo masificado basado en el esquema de “bueno, bonito y barato” perjudica al negocio, por lo que solicitó que se ponga en marcha una alternativa de turismo “más ordenado”.

Rovira dijo estar en desacuerdo con las plataformas de alquileres de pisos turísticos, pero hizo un mea culpa sobre la responsabilidad de los hoteleros, que no han "sabido responder a una serie de necesidades que tienen los clientes", en referencia a las largas estancias, grupos o familias numerosas.