Ni Deloitte se cree la viabilidad de Hesperia

José Antonio Castro en una asamblea de NH|Europa Press

Ni Deloitte se cree la viabilidad de Hesperia

El auditor duda de que el tercer accionista de NH Hotel Group pueda seguir con su actividad por la deuda bancaria que arrastra

Cerodosbé .

BARCELONA

09/08/2016 - 09:00h

Las dudas sobre Hesperia ya han superado el simple runrún periodístico y las críticas interesadas de rivales empresariales. Ahora, hasta el auditor de la hotelera de José Antonio Castro ensombrece el futuro de la compañía.

En el análisis de las cuentas realizado por Deloitte, la firma de supervisión señala que existe "una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento". La desconfianza llega de la mano del vencimiento de 133 millones de euros de deuda bancaria que atesora el tercer accionista de NH Hotel Group y que se vislumbra muy difícil de sufragar.

No sería la primera vez, pues el mismo auditor recuerda que los impagos ya han sucedido en ejercicios anteriores. Esta vez, pero, el informe llega a advertir que incluso de llegar a un acuerdo con las entidades financieras, la opinión negativa no cambiaría.

La deuda, junto con los 22,5 millones que le reclaman los juzgados de Barcelona, ha levantado suspicacias junto con su asalto al control de NH de la mano del fondo británico Oceanwood

Y es que en sólo un año, los beneficios de Hesperia se han desplomado de los 20,7 millones a 1,5, compara El Economista. Un descenso de más del 90% debido al adiós de los extraordinarios vinculados a la reestructuración de la deuda. En 2014 fueron 52,7 millones por la refinanciación y la entrega de 30 millones de acciones de NH al Banco Santander. Un año después, se han limitado a la venta del Hotel Platas de Mallorca por 12 millones.

Precisamente este pasivo, junto con los 22,5 millones que le reclaman los juzgados de Barcelona, ha levantado suspicacias junto con su asalto al control de NH de la mano del fondo británico Oceanwood. La hotelera de costa se alió con el grupo inglés para derrocar al fondo chino HNA –máximo accionista con el 29,5%-. “Es una maniobra para cobrar dividendo y poder pagar el déficit”, lamentaba hace semanas Charles B. Mobus, ex representante asiático en el consejo de administración.

Otro de los puntos de tensión fueron los contratos de los alojamientos de Hesperia que NH gestiona

Según explicaron en su momento fuentes del sector a Cerodosbé, fue esta la principal causa del divorcio entre Castro y el antiguo consejero delegado de NH, Federico González Tejera. Mientras el primero abogaba por retribuir a los accionistas lo antes posible, el segundo optaba por mantener el plan estratégico establecido y aplazar el dividendo hasta 2017. Tras el golpe de estado accionarial no hubo debate y el ejecutivo abandonó su butaca en el consejo de administración.

Además, otro de los puntos de tensión fueron los contratos de los alojamientos de Hesperia que NH gestiona. Los acuerdos se encuentran en revisión, y HNA ha acusado al empresario español de posponer la firma hasta asumir el control de la cotizada. En las primeras conversaciones, la propietaria pidió 40 millones de euros a la explotadora, una cantidad que González Tejera se negó a pagar.

Cerodosbé ha intentado ponerse en contacto con Hesperia pero no ha obtenido respuesta.