Paradores vuelve a abrir hoteles un lustro después

El claustro del Convent del Roser.

Paradores vuelve a abrir hoteles un lustro después

La cadena pública prepara dos inauguraciones durante el primer semestre de 2017 mientras camina hacia un beneficio de 10 millones de euros

Carles Huguet

BARCELONA

24/01/2017 - 07:30h

Hace cinco años y acuciada por una grave crisis de rentabilidad, Paradores Nacionales de Turismo puso el freno. La cadena hotelera propiedad del Estado arrinconó los siete establecimientos que ya acondicionaba “hasta que las condiciones económicas sean favorables”. Pues bien, un lustro después, la coyuntura permite a la compañía abrir dos nuevos alojamientos: En Lleida y Veruela (Aragón).

El alojamiento catalán se encuentra en pleno Centro Histórico de la ciudad. Ubicado en el Convento del Roser, cuenta con 53 habitaciones y un spa. Según explican fuentes de la empresa, las obras ya han finalizado y ahora se perfeccionan detalles menores como la decoración. El coste de la reforma ha sido de 12,5 millones de euros

Mientras, en la localidad aragonesa de Vera de Moncayo el proyecto avanza tras la adecuación de los accesos al recinto, terminados en octubre. La construcción del inmueble se licitó por 13,8 millones de euros y el acondicionamiento hotelero fue contratado por 2,4 millones.

Con la previsión de caras nuevas en los primeros seis meses de 2017, el optimismo en la cadena presidida por Ángeles Alarcó –la ex mujer de Rodrigo Rato-- se ha desatado. Las cifras “todavía están lejos de la época previa a la crisis económica” pero la viabilidad ya no se pone en duda. Eso sí: “cuando terminen los siete proyectos que se detuvieron ya no habrá más Paradores Nacionales”, puntualizan.

De este modo, la hotelera camina hacia otro ejercicio con resultados positivos. Tras seis años en pérdidas, la firma cerró 2015 con un beneficio de 4 millones de euros. Este año repetirá números negros.

Pese a no tener cerrado el ejercicio, un portavoz explica que la previsión es de unas ganancias de 10 millones de euros. La cifra es superior a la estimación de 7 millones realizada en agosto, pero notablemente inferior a la de 20 millones hecha en noviembre.

Sí que son ya oficiales unos ingresos de 253,6 millones de euros, un 9,6% más que el año anterior. Un crecimiento casi idéntico (+9,46%) tiene el número de habitaciones vendidas: 1,3 millones. A menor ritmo han aumentado las ganancias por estancia disponible, un 1,48% hasta los 98,3 euros.

Pero la rama hotelera no es la única de Paradores. En su oferta gastronómica, que representa una importante parte del dinero que entra en sus arcas, la firma también presenta unos buenos resultados, con 2,6 millones de cubiertos servidos (+6,8%).