Platinum Estates renuncia a su hotel en la vieja sede de Telefónica en BCN

El Edificio Estel, la vieja sede de Telefónica en Barcelona. | EFE

Platinum Estates renuncia a su hotel en la vieja sede de Telefónica en BCN

El fondo de Hong Kong construirá 300 pisos de alto nivel junto con dos alturas de locales comerciales después de que el consistorio haya frenado sus planes

Carles Huguet

BARCELONA

03/03/2017 - 06:00h

Tras los mediáticos casos del Four Seasons en el Deutsche Bank y el Hyatt en la Torre Agbar, un reguero de proyectos hoteleros se ha quedado en el tintero debido a la aprobación del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) en Barcelona. De entre todo ellos sobresale uno que también ha afectado a la cadena estadounidense Hyatt: el alojamiento que Platinum Estates planteaba en el Edificio Estel, la vieja sede de Telefónica en la ciudad.

El fondo hongkonés planeaba un triple uso para los 73.000 metros cuadrados del inmueble: los bajos destinados a uso comercial y dividir las alturas superiores entre viviendas y un establecimiento de gran lujo. Sin embargo, el plan se ha visto truncado al quedar enclavado en la zona 2 del PEUAT, que sólo permite nuevas aperturas cuando se cierren camas en otro punto del mismo tramo.

De este modo, fuentes de la firma de inversión explican a Cerodosbé que finalmente se construirán pisos de alto nivel. Con licencia para 421 apartamentos, la compañía ha decidido rebajar el número de viviendas para ampliar su superficie. Finalmente, saldrán al mercado unos 300 pisos de lujo que llegarán acompañados de una ambiciosa apuesta por las zonas comunes con gimnasio, pistas de pádel y al menos dos piscinas, una cubierta y la otra exterior.

Las obras en el inmueble empezaron a finales de 2015. No obstante, avanzaron al ralentí y mantuvieron abierta la puerta al alojamiento turístico hasta la aprobación del plan urbanístico del consistorio liderado por Ada Colau.

Ahora el proyecto ya ha cogido velocidad. De hecho, firmas de supermercados como Dia y Lidl se ha ofrecido para ocupar los bajos del edificio; ambas han sido rechazadas. “Queremos elevar el nivel de la zona”, señala un representante del fondo en España. Pese a erigirse lejos de los grandes ejes comerciales de la capital catalana, Platinum tratara de atraer marcas reconocidas a sus alturas inferiores.

El fondo hongkonés replicará así la estrategia que ya ha empleado en la todavía sede de Convergència, en la calle Córcega. Pese a plantearse construir un pequeño hotel, el PEUAT lo obligará a reciclar el inmueble en pisos de alto nivel. En este caso en l'Esquerra de l'Eixample, la zona de moda para los inversores inmobiliarios de Barcelona.

Si bien se han frustrado sus expectativas, Platinum descarta emprender cualquier tipo de acción legal contra el ‘cerrojazo’ de licencias hoteleras. Fuentes de la sociedad explicaban hace varios meses a Cerodosbé que carecían del certificado urbanístico que da derecho a un permiso. "Y de tenerlo tampoco optaríamos por la vía judicial, no creo en los enfrentamientos con los ayuntamientos", puntualizaban. 

Platinum Estates divide sus activos entre el Reino Unido y España. Además de los mencionados, en la Península Ibérica cuenta con el antiguo Hotel Asturias, que convertirá en un W, y otros dos inmuebles en el centro de Madrid. En Andalucía prepara la construcción de un resort en uno de los últimos tramos de playa disponibles en Marbella.